sábado, 22 de junio de 2013

TERTULIAS LITERARIAS

Aquí podrás seguir nuestras tertulias literarias a través de nuestro blog:
http://tertuliasliterariaslapradera.wordpress.com/

MATRÍCULAS

El próximo 21 de junio se abre de nuevo el periodo de matrícula, para todos aquellos interesados en estudiar en nuestro centro y para aquellos que ya hayan presentado la solicitud de admisión.
Dicho plazo concluirá el 28 de junio (viernes).
Si tenéis alguna duda, llamad al colegio (921471720).





PERIÓDICO Nº 2

COMISIÓN DE DIFUSIÓN-JUNIO 2013


ÍNDICE
1. A tarzanear
2. Artículo de opinión
3. Inauguración de la biblioteca
4. Cómo es el cole para nuestros peques
5. Corta de troncos solidaria
6. Entrevista a Jose Juan Barba
7. Entrevista a Ana Belén
8. Hablamos de aves rapaces
9. ¡Maravillosos disparates!
10. ¡Nos vamos al teatro!
11. Ocho gallinas y un gallo
12. Un día de fondo en Navafría
13. Campamento de verano en Valsaín
14. Cada oveja con su pareja
15. Soluciones de las fotos del periódico nº1
16. Entrevista a Almudena Herranz
17. Mi paso por el colegio
18. “Mío, tuyo, nuestro”
19. Artículo de opinión
20. Nos vamos a la granja escuela
21. Despedida de Ana Belén
22. Salidas a la naturaleza
23. Salida a la universidad
24. Nos vamos a la cabañas
25. Artículo de opinión
26. Artículo de opinión
27. Efemérides
28. ¡Resuelve y diviértete!

1. ¡A TARZANEAR!

Seguro que muchos y muchas de los que hemos visto las antiguas películas en blanco y negro de Tarzán, el Rey de la Selva, interpretado por el gran nadador, Johnny Weissmüller, hemos intentado imitar su ya mítico e irrepetible grito y es posible que, también, hayamos soñado alguna noche con ser capaces de emularle lanzándose desde las copas de los árboles (y si no, a Jane, o a Chita), con su liana, para agarrarse a otra que le hiciera llegar a otro árbol, y así, campar a sus anchas por la jungla.
Pues eso es lo que pudimos sentir en nuestra piel, algunos de nosotros cuando subimos a lo alto de los pinos de Amazonia, un parque de aventura en los árboles, situado en Pelayos de la Presa, en la Comunidad de Madrid, a una hora y media de nosotros aproximadamente.
El viaje de ida fue una pizca largo y, tal vez por eso, y por lo sinuosa que era la carretera, algunos de los estómagos de nuestros niños y niñas lo sufrieron. Pero en cuanto bajamos del autobús, todos los males se fueron y algunas caras descompuestas por los mareos provocados por las curvas, se tornaron en caras rebosantes de felicidad, viendo la actividad que les esperaba para las próximas horas.
Después de unos minutos para poder organizarnos, y de esperar un ratito (porque el parque estaba lleno también de más escolares de otros colegios), para que los monitores de esta actividad nos colocaran a todos el arnés (con sus mosquetones y la polea para la tirolina), asistimos a un pequeño curso de iniciación y de aprendizaje de las normas de seguridad, que, posteriormente, debíamos cumplir a rajatabla, ya que una actividad realizada a cierta altura podría resultar peligrosa, en caso de saltarnos estas reglas.
Así que, por la cuenta que nos traía, superamos esta pequeña etapa de iniciación con éxito. Entonces llegó el momento más esperado, sobre todo por los niños y niñas, y empezamos a trepar por escaleras o redes a los árboles, en los cuales nos esperaban diferentes pruebas para pasar de plataforma a plataforma (las cuales estaban en los troncos de los pinos del recinto): tirolinas, columpios, puentes tibetanos, cables a modo de funambulista, una especie de bicicleta en la que debíamos pedalear con las manos, redes… que pasamos con buena nota, a pesar de algún “piñazo” (en este colegio “somos una piña”, para todo), sobre todo al final de alguna tirolina. Pero en general, hicimos gala de grandes dotes de escaladores, exhibiendo un equilibrio, una valentía y una fuerza, notables.
Aunque también es cierto que los más pequeños se quedaron con ganas de más, porque el parque en el que realizaron sus primeros pinitos en escalada y equilibrismo, se les quedó algo pequeño a unos cuantos.
De todos modos, en general, los niños disfrutaron a lo grande de esta excursión entre pinos, algo que siempre habían visto de otra manera.

ALEJANDRO MARTÍN


2. ARTÍCULO DE OPINIÓN

Escribo como madre, muy orgullosa de que mis dos hijas hayan estudiado en el colegio público “La Pradera”, de Valsaín.
Aunque para mi hija pequeña sea el último año, yo quiero estar siempre colaborando en el colegio.
A pesar de ser un colegio pequeño, al convertirse en Comunidad de Aprendizaje todos hemos crecido y, juntos, luchamos por un mismo fin.
Yo, que formo parte de la Comisión Cultural (la cual está encargada de promocionar diferentes actividades culturales dentro de nuestra comunidad de aprendizaje), estoy realmente satisfecha de la labor que hemos venido realizando todos y cada uno de los miembros de la comunidad, y otras muchas personas que también se han ofrecido a ayudarnos, porque teníamos mucha tarea que hacer, para ir sacando este proyecto adelante, con éxito.
Aún después de todo el trabajo tan duro realizado para reinaugurar, por todo lo alto, la biblioteca (colocando tejuelos, montando estanterías, adornándola…) merece la pena ver el resultado conseguido, y poder disfrutar de ella, tanto los alumnos del colegio, como el resto de la comunidad educativa.
Por otra parte, y aprovechando esta oportunidad que me han dado de colaborar en este periódico, me gustaría resaltar que, aunque haya gente que pueda pensar que es algo negativo, el hecho de estar dos cursos juntos por clase (es decir, organizados por ciclos) no influye negativamente a la hora de los resultados académicos, ya podemos presumir de que los alumnos y alumnas consiguen unas notas medias bastante altas.
Y que los que estudian en el colegio de Valsaín no llegan a nada (en sus estudios o carrera laboral) por esta causa es mentira, ya que, por ejemplo, mi hija ha estudiado allí y ahora está haciendo un grado universitario y sin haber repetido ningún curso. Además, este curso hemos introducido algunas clases de algunas asignaturas impartidas en francés, ya que somos conscientes de que los idiomas hoy en día son muy importantes, no solo el inglés.
Me gustaría concluir estas líneas, diciendo que si todos trabajamos en la misma dirección, esto seguirá teniendo cada vez más peso y repercusión, y, de este modo, creo que aún conseguiremos mucho más de lo que ya hemos conseguido en menos de un año, y que es mucho, empezando, por ejemplo, con el aumento de matrículas, de cara al próximo curso escolar.

SONIA SORIA SANZ

3. INAUGURACIÓN DE LA BIBLIOTECA

El pasado 24 de mayo inauguramos la biblioteca. Fue un gran éxito, como todo lo que hacemos en este cole. Además, pudimos volver a comprobar que siempre nos acompaña un montón de gente a cualquier evento.
Tuvimos varias actividades, tanto para los niños, como para los mayores. Para los más pequeños hubo una actividad de cuentacuentos, en la que les iban contando, y a la vez, pintando en la pizarra, lo que iba ocurriendo en la historia relatada. Después, hicieron un marcapáginas del cuento, de “La Mosca Fosca”. Y nuestros chicos de prácticas, prepararon una gymkhana para los niños más mayores, donde tenían que pasar pruebas relacionadas con la literatura, como, por ejemplo, buscar pistas en la biblioteca, adivinar el título de algún cuento... Después hubo un recital de poesía a cargo del grupo “Nómadas del Verso” de Tres Casas, con el “Romancero Gitano” de Federico García Lorca.
Queremos agradecer a todos aquellos que nos han hecho donaciones, tanto de libros, como de material para la biblioteca, como el CENEAM, la biblioteca de La Granja, la IE Universidad (que nos ha cedido ordenadores, gracias a Pedro de la Peña que contactó con nosotros), mucha gente anónima, el centro de jubilados de Valsaín, (que siempre están apoyando al cole)… Esperemos que no se nos haya olvidado ninguno. Si así fuera, pedimos disculpas por adelantado, porque es tanta la gente que nos echa una mano, que es posible que se nos pase algún nombre de gente que nos haya echado un capote en algún momento. Pero, hemos de deciros a todos: muchas gracias.
Y por último, queremos agradecer a todos esos padres y madres que han estado luchando horas con los códigos de barras de todos los ejemplares, también con los tejuelos y sellando los libros para que se haya podido abrir la biblioteca antes de que finalizara el presente curso.
Ahora, esperamos que sean muchos los que utilicen la biblioteca para ir a estudiar, hacer deberes, sacar libros y, sobre todo, para leer y fomentar la lectura. Por el momento, podemos decir que el primer día que abrimos la biblioteca tuvimos ya algunos niños haciendo tareas. No está mal para ser el primer día, pero esperemos que sean muchos más, ya que la biblioteca está abierta a todos los públicos.
No os lo perdáis, venid a estudiar con nosotros.

YOLANDA HERRANZ


4. CÓMO ES EL COLE PARA NUESTROS PEQUES

Queremos seguir mostrando a todos, cómo ven (aunque sea de una manera bastante abstracta) nuestros alumnos y alumnas más pequeños, el colegio en el que están empezando a aprender tantas cosas, y el colegio en el que esperemos que aprendan muchísimas más.
(dibujos en papel)

MIRIAM MOLINA


5. CORTA DE TRONCOS SOLIDARIA

Creemos oportuno recordar un evento que nos puede parecer relativamente lejano en este curso. El pasado 3 de noviembre se hizo una corta de troncos solidaria en el polideportivo de Valsaín, para nuestra Comunidad Aprendizaje “La Pradera”.
Aprovechando que los cortadores siempre hacen una corta por esa época, hablamos con ellos y decidieron hacerla en beneficio para el cole.
Se prepararon unas grandes cestas, que eran realmente generosas, para sortearlas entre aquellos que adquirieran alguna rifa. Volvimos a comprobar la gran participación de la gente interesada en nuestro colegio (el centro de jubilados de Valsaín, empresas, familiares, amigos, vecinos…). Nos quedaron unas cestas muy completas y variadas, chulísimas, y nos divertimos mucho preparándolas, ya que todos colaboramos con lo que podíamos (lentejas, arroz, atún, botellas de vino, chorizo, etc.).
Para ese día preparamos una gran merienda. Entre todos colaboramos para prepararla y nos salió muy bien. Vino mucha gente y ayudaron con lo que querían aportar. Fue una fiesta estupenda y la gente disfrutó viendo a los chicos cortando y, mientras, nosotros nos mostrábamos orgullosos de que todo estuviera saliendo de maravilla.
Cuando los cortadores terminaron la exhibición, hicimos el sorteo de la rifa y el reparto posterior de las cestas y otros premios.
Queremos agradecerles su esfuerzo, para que este evento pudiera salir adelante, con el fin de ayudar a nuestro centro.
Gracias a todos/as por vuestra colaboración.
Os esperamos al año que viene.

YOLANDA HERRANZ

6. ENTREVISTA A JOSE JUAN BARBA

¿Cómo comenzó usted en el tema de las Comunidades de Aprendizaje?, ¿y qué opinión tiene al respecto?
No me llames de usted, que el diálogo no puede ser igualitario si empezamos con títulos.
Yo comencé como maestro en el año 2003. En mi caso no me gustaba lo que había y trabajaba buscando metodologías más cooperativas y participativas.
En un congreso en 2003 escuché a Ramón Flecha hablar de Comunidades de Aprendizaje y me dejó impresionado. Mi amigo Juan Miguel Fernández-Balboa me llevó a comer con ellos y pudimos hablar durante la comida. A partir de ahí fue cuando empecé a leer sobre el tema y a informarme más. Incluso transformó mi práctica. No pude hacer una comunidad de aprendizaje, pero sí conseguí que las familias vinieran a mi aula.
Mi opinión sobre Comunidades de Aprendizaje es fantástica. Creo que en este momento es la mejor opción para transformar una escuela y conseguir éxito escolar. Esto creo que se debe a dos bases principales. La primera es que el trabajo se basa en experiencias que siempre han mejorado la educación, y por otro lado en que la participación de las familias no sólo transforma la escuela, sino el entorno. Hay muchas experiencias que al final enfrentan el tiempo de escuela con el tiempo de la familia, sin embargo en Comunidades de Aprendizaje se consigue que todo el mundo trabaje de la misma forma, y mejor aún, “juntos”.

Si conoce nuestro caso, ¿cómo cree que nos hemos desarrollado? ¿Vamos por un buen camino?
Hay que tener en cuenta que el camino se hace al andar, pero cuando estuve con vosotros en la formación, ya habíais caminado mucho. Estabais lejos de la salida. Trabajabais juntos y con metodologías participativas. Incluso teníais un sueño compartido. Vosotros no lo sabíais pero nosotros os veíamos como una comunidad ya formada, a falta de implementar las actuaciones de éxito.
Claro que durante el curso siempre se oyen cosas cada vez más sorprendentes. Los pintores trabajan cerca del lienzo para dar la pincelada perfecta, pero necesitan alejarse del cuadro para verlo en perspectiva y valorarlo en su globalidad. Imagino que los y las que estáis dando pinceladas quizás tengáis dudas sobre matices, colores… pero los que lo vemos en perspectiva sabemos que es una gran obra de arte, de hecho ya tenemos el síndrome de Stendhal. Lo que hacéis día a día tanto maestras, maestros, voluntarios, voluntarias, familiares y niños y niñas es muy, pero que muy grande.

¿Qué ventajas y qué inconvenientes tiene este proceso de transformación en Comunidad de Aprendizaje?
En general la dificultad está en que se ha de cambiar la forma de entender la educación. La principal ventaja creo que es que la transformación abre la puerta a una nueva educación más participativa, más democrática, más motivadora, y con mejores resultados. En el fondo es perder la seguridad de nuestras certezas erróneas pero tradicionales, para pasar a descubrir un nuevo mundo de posibilidades educativas. A mí es lo que más me cuesta en la universidad o en cursos de formación, donde pueden entenderlo como una novela, pero no como una práctica de vida. Comunidades de Aprendizaje existe y es un éxito, como en “La Pradera” o en el “Miguel Íscar”, pero la clave está en ¿Soy capaz de replantearme que muchas de las cosas que sé son erróneas? Estoy seguro de que si esto fuéramos capaces de planteárnoslo habría muchas más comunidades

Puede explicar a nuestros lectores, ¿qué diferencias existen entre un colegio “normal” y una Comunidad de Aprendizaje?
Es una buena pregunta, pero principalmente por lo que implica la palabra “normal”. Yo creo que una Comunidad de Aprendizaje es un colegio normal. Es un colegio donde la participación es muy alta, y las metodologías dialógicas, pero una escuela normal. Si lo considerásemos como una escuela no normal entraríamos en que no es posible que se implantara en todos los centros educativos.
Volviendo a la pregunta que me has formulado, las diferencias entre una escuela tradicional y una Comunidad de Aprendizaje es el concepto de escuela. En estos tiempos en que se valora de nuevo imponer la autoridad del profesor como la de un policía, sometida a obediencia ciega por parte de familias y alumnado, en Comunidades de Aprendizaje la autoridad vuelve al concepto más primitivo de la palabra, a la autoritas romana, en la que los senadores debatían y eran los argumentos los que se imponían a las personas.
Entiendo que lo principal es que el maestro y las familias entienden que la escuela no es el espacio de enseñanza de verdades, sino que es el espacio de diálogo entre todos buscando un fin común, que es la mejor educación de los niños y niñas. A partir de aquí, la autoridad está en los argumentos.
Luego ya podemos entrar en detalles concretos, como la participación de las familias, o en las prácticas basadas en el diálogo… pero la realidad es que esto se puede hacer porque todas las personas pese a saber mucho creen que pueden aprender más escuchando y dialogando con los demás.
Pero esto lo podéis concretar mucho más vosotros, porque en “La Pradera” sois expertos en dialogar y actuar, porque no podemos olvidar lo que decía Freire en la Pedagogía del Oprimido: dialogar es ya pasar a la acción.

MIRIAM MOLINA

7. ENTREVISTA A ANA BELÉN, PROFESORA DEL CENTRO

Hemos hecho unas cuantas preguntas a nuestra profesora de inglés y lengua, en el segundo y tercer ciclo, que nos deja este curso. Ana Belén nos va a contar cómo ha sido su experiencia en nuestro cole.

Ana, ¿por qué elegiste éste colegio?
Principalmente, por cercanía. He recorrido muchos sitios antes de llegar aquí. Yo tenía la plaza en Guardo, un pueblo de la provincia de Palencia y no me venía muy bien, ya que mi marido trabajaba en Madrid y no me quería ir hasta allí. Pero una amiga me dijo que podía concursar en comisión de servicios y pude trabajar en Cuéllar, en donde estuve tres años. Y antes de llegar a nuestro cole, en Valsaín, estuve en el colegio Eresma en Segovia.

Cuéntanos tu experiencia en la comunidad de aprendizaje.
Diferente, buena, satisfactoria. Se ha notado el cambio con los padres y madres, aunque tampoco demasiado, porque en este colegio los padres ya mostraban una gran implicación en todo lo relacionado con el centro. Pero esa implicación ahora es aún mayor.
Por otra parte, el centro también ha mejorado estéticamente, y que las actividades que se llevan a cabo son muy interesantes y bonitas, como es el caso de los grupos interactivos y las tertulias literarias, aunque es cierto que luego vamos más apretados de tiempo y andamos más pillados para acabar el temario. Pero aún así, lo conseguimos.
La actividad que más me gusta son los grupos interactivos. Desde que empezamos a hacerlos, hasta ahora, los niños han cambiado mucho a la hora de trabajar. Lo hemos podido comprobar en la manera de colaborar en equipo y de ayudarse, y también en cómo ellos mismos se valoran y se autoevalúan a sí mismo y a sus compañeros.

¿Qué cambios has notado en los alumnos?
Ahora son más autónomos a la hora de trabajar, se nota todo lo aprendido durante el curso. No es malo el estar dos cursos juntos en una misma clase. Según lo tenemos estructurado, se van quedando con muchos de los conceptos del nivel superior, y cuando se lo das al curso siguiente ya les suena y también les sirve para repasar lo de los cursos anteriores. Así, te das cuenta de que se quedan con aquello que has explicado hace tiempo y eso supone una satisfacción personal.

¿Por qué cambias de colegio?
Es una decisión familiar y personal. La ilusión que tengo desde hace muchos años de irme a vivir a Canarias, es ahora un sueño hecho que se va a hacer realidad. También influye mucho el clima. A mí me afecta bastante y me puede deprimir mucho y creo que ahora es el momento apropiado para poder irnos, por las condiciones del trabajo de mi marido, porque mi hija es pequeña y creemos que no le va a suponer tanto un cambio de vida tan drástico…
Además, allí tengo familia y aquí no, y eso me ayuda con la niña, por si se pone mala. Aquí vivo en un pueblo, tienes gran dependencia de tener todo cerca y necesitas el coche para casi cualquier cosa, así que este era el momento de cambiar y poder realizar un sueño de mucho tiempo.

¿Qué diferentes experiencias has vivido a lo largo de tu trayectoria como maestra en diferentes coles?
Mi experiencia de todos estos años ha sido muy buena. He estado muchos años de interina por muchos lugares. Cuando estuve en Cuéllar me gustó mucho el trabajar con gitanos y la manera que tenían de respetarme y también de aprender. Además, he trabajado con adultos. Me gusta mucho trabajar con personas mayores. He tenido todo tipo de alumnos: monjas, jubilados (como una señora de 76 años que se matriculó para aprender inglés)… Cuando estuve en Béjar tuve alumnos deficientes mentales y estaba un poco asustada pero fue muy bien, resultó ser otra experiencia más. La enseñanza con adultos me gusta mucho, se trabaja muy bien con ellos.
Pero también en los centros de primaria se trabaja muy bien. En este colegio especialmente, ya que existe una relación muy cercana, tanto con los padres como con los alumnos (para mí son mis niños). Es una relación especial con los padres, sobre todo a la hora de hablar con ellos. Y creo que es muy importante el que sepan diferenciar cuál es la línea que hay entra padres y profesores, siempre desde el respeto. Me llevo una experiencia buenísima, y lo voy a echar de menos. Es una satisfacción el haber conocido a la gente de este colegio, me he sentido muy querida por los padres y por los niños. Los niños de primer ciclo nada más entrar en clase me dicen “¡qué guapa estás, Ana Belén!”. Y es que con eso ya te alegran el día. Cuando dije a los niños que me marchaba del colegio, se quedaron sorprendidos.

Como madre, quisiera añadir que he preguntado a algunos padres y madres sobre la marcha de Ana Belén y han coincidido en que es muy buena profesora. Es estricta y eso es bueno a la hora de educar a los niños, que, por otra parte tienen un nivel muy aceptable de inglés.
Cuando me enteré, personalmente me dio mucha pena porque me ha ayudado mucho con mi hijo. El día que le hice la entrevista me contó los planes de mi hijo, que se quería ir con ella. Ese día mi hija se enteró que se iba del colegio y se puso a llorar porque la daba mucha pena.
Además, también hemos recogido las opiniones de algunos de los alumnos.
“Cuando Ana Belén, la profesora de lengua e inglés nos dijo que se iba a vivir a Canarias, a mí me dio mucha pena, porque es una profe muy dura en clase, pero en la calle es muy maja.
Explica muy bien inglés y damos más cosas de las que tenemos que dar, a mis compañeros esto no les gusta porque dicen que es muy dura.
A mí no me gusta el inglés, pero con ella sí. Si no llega a venir a nuestro cole, hubiéramos aprendido muchísimo menos. Creo que es una buena profesora.” (Noelia Molina Soria).
Ana, desde estas líneas, queremos darte las gracias por todo lo que has hecho por los alumnos y alumnas de este colegio. Los niños agradecerán en un futuro lo exigente que has sido con ellos.
Y los que te hemos conocido por estar codo a codo contigo, día tras día, admiraremos lo minuciosa, cuidadosa con cada detalle de tu profesión y lo trabajadora que eres.
Te deseamos, de todo corazón, que este cambio que llega a tu vida, sea para bien (o para muy bien)
¡Te echaremos de menos!

YOLANDA HERRANZ


8. HABLAMOS DE AVES RAPACES

Tengo la certeza que las actividades fuera del aula son muy enriquecedoras, el dicho de “una imagen vale más que mil palabras”, es una afirmación creíble para este caso.
Nos encontramos en el parque; un técnico del centro de recuperación de Segovia, un par de guardas forestales, los profes y los alumnos del cole. Con la intención de que los chicos vean de cerca varias aves rapaces de distintos tamaños y posteriormente su puesta en libertad.
Al principio, cuando empezamos a contarles lo que vamos hacer, todos prestaban atención, pero no dejaban de mirar las cajas de cartón donde se encontraban las rapaces. Cuando sacamos la primera rapaz, una majestuosa Águila Calzada, y luego un esbelto Milano Real, todos querían tocarlas, llamándoles la atención sus grandes ojos, el colorido de sus plumas, sus picos y sus garras poderosas. Poco a poco todos los chicos, acariciaron a estas aves cual perrito se tratase, pero siempre con la seguridad que estas especies requieren.
Azucena se atrevió a dar suelta al Milano Real, que al desprenderse de sus manos voló con la certeza de encontrarse libre. El poder liberar una especie como esta, en este caso en peligro de extinción, cerrando el círculo desde su penosa entrada en el centro de recuperación, cura y rehabilitación para su puesta en libertad, te deja un sabor de trabajo bien hecho. Y si encima tienes la oportunidad de ofrecérselo y contárselo a los chicos del cole de tu pueblo, de mi cole, además de ser una actividad muy pedagógica, también es muy enriquecedora.
Pero el plato fuerte estaba por llegar, nos quedaba por soltar una de las rapaces más grandes, la segunda rapaz más grande de la fauna española, El Buitre Leonado, nada menos que unos doce kilos de peso sustentados en una envergadura alar de dos metros y cuarenta centímetros. Cuando se abrió la puerta de su jaula, salió cual Boeing se tratara, dando grandes saltos por la pradera hasta que despegó y cogió altura, poca realmente, porque fue aterrizar cerca del colegio. Mientras que profes y chicos volvían al cole, fuimos a ver dónde se encontraba nuestro buitre. La suerte fue que cuando le localizamos volvió a salir volando ofreciendo un vuelo rasante al grupo del cole.

DAVID MARTÍN


9. ¡MARAVILLOSOS DISPARATES!

Menos mal que de vez en cuando los niños y niñas de este colegio (y de cualquier otro) nos alegran (aunque de vez en cuando también es posible que pudiéramos enfadarnos) con algunas respuestas disparatadas, que nos sacan más de una sonrisa.
Hemos ido recopilando alguna respuesta, un tanto diferente a la que pudiéramos esperar y nos ha parecido una gran idea compartirla con vosotros y vosotras, para echarnos unas risas (por supuesto, sin reírnos de nadie). Esperamos que nadie se sienta ofendido con este material, totalmente verídico, que consideramos, ante todo, divertido.
 Una alumna escribe griego con “G” (mayúscula) y el profesor la dice que se escribe con minúscula, porque “griego” no es un país. Y ella añade… “claro, porque es un yogur”. (y esto sólo es el principio…)
 Viendo la clasificación de los alimentos, el profesor dice: “tenemos los lácteos, frutas y verduras, carnes y pescados, cereales…” y un alumno pregunta “¿dónde metemos el queso?”
A lo que un compañero, responde: “en la nevera”. (y lo peor… ¡que tiene razón!)
 El profesor pregunta: “¿Por qué las jirafas tienen el cuello tan largo?”
Y un alumno contesta, preguntándose: “¿Porque sus pies huelen mal…?” (… ingenioso).
 En un examen de Conocimiento del Medio, pone en el enunciado “Completa las definiciones”.
- Mamífero que vuela: vampiro. (también hubiéramos aceptado Drácula o Batman).
 En otro examen de Conocimiento del Medio, una pregunta presenta el siguiente enunciado, acompañado de los dibujos de diferentes médicos y una pequeña frase: “¿Cómo se llama cada médico? Escribe.”
- Cuida nuestra vista: ojólogo, galmatólogo, hojos, ginecólogo, pediatra (fueron diferentes respuestas de diferentes alumnos, lo que no habla muy bien del profe).
 Otra vez, en clase, el profesor le dice a una alumna: “por favor, ve al aula de música, a ver si hay unos altavoces”. Y al rato viene esa alumna, y dice: “sí, sí que hay.” (volvió a por ellos)
 Examen de Cono, de nuevo.
- Observa la foto. Escribe si es un árbol, un arbusto, o una hierba y explica por qué.
Es un arbusto. Porque… se parece a un arbusto. (obvio…).
 Examen de Cono, otra vez.
- ¿Qué le pasa a una planta si la dejas en una habitación oscura? Que se seca
- ¿Por qué? Porque no tiene agua / No respira (fueron dos respuestas de dos alumnos/as… chicos: “SE SECA”).
 En un examen de Lengua, aparece una pregunta después de la siguiente carta:
Cáceres, 15 de abril.
Querida tía Emilia:
¡Feliz cumpleaños! Espero que recibas muchos regalos y que apagues de un soplido todas las velas del pastel.
¡Que cumplas muchos años más!
Besos.
Pedro.
Y la pregunta es:
¿Dónde se escribió la felicitación? En un papel. (otro que tiene razón…).
 Y seguimos con los exámenes de Cono, que dan mucho juego. Aparece una imagen con un semáforo. Y a continuación la siguiente pregunta:
- ¿Para qué sirven estos elementos? El semáforo sirve para que traficantes sepas cuando pasar (respuesta textual).
 Volvemos con Lengua (jajajajaja… es una de mis favoritas). En un examen, aparece un ejercicio con el siguiente enunciado:
“Escribe lo contrario”:
- Una abeja muy lista → lista muy abeja Una.
- Unas cabras tranquilas → tranquilas cabras Unas.
 Comenzamos el curso, y entre los niños y el profesor proponemos las normas de clase, para que se cumplan en el aula:
Alguien dice “levantar la mano para hablar”.
Otro propone “portarse bien”.
Y otra añade… “que haya paz en el mundo”. (si fuera tan fácil…)
 En un ejercicio de Lengua, aparece el siguiente enunciado:
“Recuerda la última vez que lloraste. Explica por qué lloraste y cómo te sentiste”.
Lloré porque tenía sentimientos en el corazón, porque lo paso mal. (¡Qué sentimiento!)
 Y para acabar, otra respuesta graciosa en un examen de Lengua. Aparece este enunciado:
“Escribe al lado de cada palabra, otra que signifique lo contrario:”
blando → nego (como en Pasabalabra, cuando una concursante dijo… abril → cerral)
No digáis que no os habéis divertido, porque no me lo creería. ¡En el próximo número, más!

ALEJANDRO MARTÍN

10.¡NOS VAMOS AL TEATRO!

El viernes 10 de mayo, los alumnos, maestros y alumnos de prácticas acudimos a presenciar una obra de Titirimundi “Omelette”, de Clair de LuneTheatre, en el Salón de Actos del Instituto Andrés Laguna de Segovia.
La representación resultó ser muy visual, estando basada en el teatro de sombras. Era la historia de una gallina que intenta escapar de las garras de su dueño para no ser sacrificada y se hace amiga de una niña que intenta ayudarla para conseguir tal propósito. Y, aunque en ocasiones podía resultar una historia algo abstracta para los niños, en general, disfrutaron con esta obra.
Y como no podemos parar y nos encanta ir a diferentes actividades, representaciones o audiciones, solamente cinco días más tarde, es decir, el miércoles 15 de mayo, acudimos al Centro de Usos Múltiples de San Cristóbal de Segovia, a ver otra obra de teatro para los niños, esta vez enmarcada dentro del programa de teatro de la Diputación Provincial de Segovia. Se trataba de “Rita, pata Cigüeña”, cuya historia se basa en cómo una niña fantasea y sueña con muchas y diferentes situaciones. La gustaría ser una cigüeña, un caballo, una mona… y sueña con todas esas situaciones. También fue una obra que utilizaba mucho el teatro de sombras, con una gran sábana en un enorme bastidor redondo, y unas figuras articuladas. Además, estaba acompañada de música y de juegos de luces, que la hicieron muy entretenida para todos los asistentes.
Y con estas dos actuaciones, ponemos punto y final a nuestra asistencia a obras de teatro, por este curso. El próximo año, ¡más!

ALEJANDRO MARTÍN

11.OCHO GALLINAS Y UN GALLO

Nuestro alumno Iván Martín Morales, ha resultado premiado en el concurso “Platero” de poesía.
Aquí podéis ver la poesía que elaboró para dicho concurso. ¡Enhorabuena Iván!

Ocho gallinas tengo,
maíz les voy a dar,
para que pongan muchos huevos,
y así poder merendar.
Seis son rojas,
otras dos blancas son,
y tengo un gallo muy bonito
al que yo llamo Kiriko.

Iván Martín Morales
1º primaria CEIP La Pradera (Valsaín)

12.UN DÍA DE FONDO EN NAVAFRÍA

Eso de intentar llevar a cabo y organizar una actividad nueva, por fácil que parezca, tiene su aquel. Desde el mismo momento que pasa por la cabeza de uno, lo da unas vueltas, y lo propone al resto de la junta directiva del AMPA, ya empiezas a valorar si la actividad saldrá bien, si gustará, si será demasiado cara, si se apuntará gente, etc…
Bueno, en cualquier caso hay que atreverse y esta actividad creo que es merecedora de un lugar en la agenda de nuestros chicos y chicas, bien porque realizan un deporte al aire libre, barato, distinto y poco habitual y también porque les damos la oportunidad de descubrir jugando, otras actividades, que quizás en un futuro les gusten.
Con todo a punto el 24 de Marzo, domingo, decidimos marcharnos a la estación de esquí nórdico del Puerto de Navafría. Decidimos ir un domingo, dejando abierta la actividad no sólo a los chicos y chicas del cole sino también a adultos y a otros chicos y chicas de otros sitios. Esto fue un acierto rotundo, lo primero por hacer la actividad abierta, pues muchos chicos y chicas de La Granja se animaron a venir con nosotros. Y además, por hacerlo en domingo, ya que muchos padres y madres, que no trabajaban, les apetecía y pudieron venir.
Al salir de Valsaín el tiempo amenazaba con ponerse a nevar. “¡Vaya! Como haga frío y mal tiempo no vamos a disfrutar mucho”, me decía. Pero al llegar al puerto de Navafría, como si el tiempo quisiera concedernos una gracia, se despejó y se nos presentó una mañana con unas condiciones inigualables; sol de marzo, que ya calienta, y nieve recién caída de la noche anterior.
¡Las pistas se encontraban estupendas, a por ellas!
Una vez repartido el material, los monitores formaron tres grupos de aprendizaje: uno básico, donde se encontraban los chicos más pequeños y los otros dos más avanzados, donde adultos y niños se mezclaban según su destreza sobre los esquíes.
Según se desarrollaba la actividad iba haciendo fotos, y me preguntaba quién se lo estaba pasando mejor, si los chicos o los adultos. Entre pequeños paseos de ida y vuelta por la huella de fondo, familiarizándose con esta modalidad de esquí, técnicas de equilibrio y aprendiendo a deslizar sobre estas estrechas tablas, se nos pasó la mañana. De vuelta al refugio donde nos cambiamos y comimos algo, para reponer fuerzas, vimos que los chicos estuvieron casi tres horas haciendo ejercicio continuado. ¡Y qué ejercicio!, quien lo ha practicado sabe de lo que hablo.
Concluyendo, creo que las sensaciones fueron muy positivas, y que el objetivo principal se consiguió, que es que le gustase a la gente. El trato con el personal de la estación fue muy bueno y el tiempo acompañó.
Esto anima para repetir al año que viene, y si la gente está dispuesta, quizá se podría realizar una actividad entre semana, para los niños del cole, subiendo al circuito de fondo de Cotos y dando participación a gente cualificada de la localidad y otra en fin de semana idéntica a la que os acabo de hablar, ¡Ya veremos!

DAVID MARTÍN

13. CAMPAMENTO DE VERANO EN VALSAÍN

Este año el AMPA del colegio público CEIP La Pradera-Valsaín, organiza el campamento de verano en nuestra localidad, con la colaboración de Excmo. Ayuntamiento de La Granja-Valsaín.
Será desarrollado en el colegio, pero vamos a disfrutar de muchos días de salidas por los alrededores, donde podremos conocer este entorno natural privilegiado.
Se realizaran actividades de aula y juegos en el patio al igual que se practicará el inglés y se realizara un acercamiento a la dramatización mediante actividades teatrales.
Tenemos mucha ilusión con este proyecto, y queremos ofrecerte que vengas a disfrutarlo con nosotros.
¡Anímate!
LUGAR: Instalaciones del colegio público “La Pradera”, de Valsaín.
PERIODO: Julio y Agosto de 2013.
EDAD: Comprendidas entre 4 y 11 años.
HORARIO: El horario establecido es de 9:00 a 14:00 h., pero valoramos un posible horario ampliado de 8:00 a 15:00 h en caso de necesidad de algún niño (preguntar).
PRECIO: 60 euros/quincena
Para niños/as del colegio de La Pradera- Valsaín es de 50 euros/ quincena.
PREINSCRIPCIÓN: hasta el 12 de Junio (mínimo de 7 niños por quincena).
Solo tenéis que llamar a cualquiera de los siguientes teléfonos.
CONTACTO: 679286945, 665678574

14.CADA OVEJA CON SU PAREJA

(Las fotos estarán colgadas en nuestro facebook)

15.SOLUCIONES DE LAS FOTOS NÚMERO 1.

Para aclararlo y que no queden dudas, antes de dar las soluciones del número anterior, explicamos en qué consiste “Cada Oveja con su Pareja”. Debéis relacionar a las parejas (marido y mujer) de los niños y niñas que aparecen en la página anterior, y que, obviamente, ya son personitas mayores.
En el anterior número publicamos unas fotos, de gente relacionado con nuestra comunidad de aprendizaje, con el fin de que adivinarais de quiénes se trataban. Para ello, teníais la pista del número de letras que tenía el nombre de la persona de cada foto que aparecía en el número anterior.
Alejandro Martin (profesor de primaria y educación física)
Raúl Blázquez
Esperanza Aparicio
María Peinador
Jose Manuel Martín
Maite Isabel
Miguel Molina
Miriam Molina
Miguel Ramírez
Yolanda Herranz
Patricia Montes
Pilar (profesora de música)

16.ENTRVISTA A ALMUDENA HERRANZ, ANTIGUA ALUMNA

¿Qué ha significado para usted estudiar en este colegio?
Estar vinculada con mi pueblo, su gente, sus costumbres y su bello entorno. Yo soy de Valsaín, nacida y criada, y hasta casada con un vecino de este mismo pueblo. Siempre he estado orgullosa de ser de donde soy. Amo a este pueblo con sus virtudes y defectos y eso se lo hemos transmitido a nuestros hijos. Además, el estudiar en el mismo sitio donde vives hace que tus compañeros de clase sean luego tus amigos en la calle.

¿Qué cosas han cambiado desde que usted estudió en el centro?
Yo creo que este cole ha ido sufriendo cambios, yo diría desde mi punto de vista, que para mejor. No tiene nada que ver la implicación de los profesores de ahora a la que tenía cuando yo estudiaba, que ya tenían su plaza fija y, la verdad, no transmitían ninguna ilusión. Pero esos profesores se fueron jubilando, y llegaron nuevos docentes con más ganas de trabajar. Recuerdo que hasta formamos un equipo de baloncesto, hasta entonces impensable. Desde entonces hasta ahora, han pasado 30 años. Pero el cambio más radical ha sido estos dos últimos años, donde hemos aprendido que trabajando en equipo y con ganas los sueños se pueden hacer realidad.

¿Por qué decidió traer aquí a sus hijos? ¿Está orgullosa de que hayan estudiado aquí?
En mi casa, tanto mi marido como yo, teníamos claros donde estudiarían nuestros hijos. Nunca se nos pasó por la cabeza el que fueran a otro cole. Para mí lo más normal es que un niño estudie (en su infancia) lo más cerca de su domicilio, evitando traslados innecesarios. Decir que mis hijos han estudiado en el cole de Valsaín es un gran orgullo, siempre lo he dicho y siempre lo diré, y ahora con más motivo después de todo lo que estamos consiguiendo.

¿Recomendaría este colegio?
Este cole es un verdadero privilegio. No me canso de decir que los niños tienen prácticamente clases particulares. Si alguno tiene alguna dificultad o problema en alguna materia, lo detectan enseguida, sobre todo por el trato diario que hay entre profesores, familias y alumnos. Además este cole está ubicado en un entorno maravilloso que abre muchas posibilidades.

YOLANDA HERRANZ


17.MI PASO POR EL COLEGIO

He preguntado a los alumnos que este año están cursando 6º de primaria, y por lo tanto, este año es su último año en el colegio, cómo ha sido su paso por éste (artículos adjuntos a continuación). Comienzan una nueva etapa en su vida, que espero que les vaya igual de bien que ésta que terminan. Y, ¡cómo no!, se merecen un buen artículo.
¡Os echaremos de menos chicos! ¡Mucha suerte!


"En este colegio mi estancia ha sido muy buena. Desde infantil era como dar clases particulares porque en este centro no llegamos a los cuarenta alumnos. Hemos ido a muchos sitios de excursión.
Aquí tenemos muchos amigos porque nos conocemos todos, hasta en algunas clases somos un grupo los alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria. En otros coles parecerá una barbaridad, pero en realidad, estos cursos equivalen a once alumnos en total, mientras que en otros centros llegan en una clase a ser veinte o incluso treinta alumnos, aunque haya gente que se ría de nosotros, a mí me parece un colegio perfecto.
Con la llegada de Azucena, nuestra directora desde hace dos años, empezamos a progresar: hicimos un huerto, una biblioteca… y otros actividades: los pequeños van a la piscina, los de primero, segundo y tercer ciclo hacen tertulias y grupos interactivos. Entonces empezamos a ser una Comunidad de Aprendizaje.
Buscamos logotipos, pintamos las vallas… al finalizar estas tareas parecía un colegio nuevo y actual.
Me da pena irme al instituto y separarme de amigos de clase."
Eduardo Calvo


"Mi paso por el cole de Valsaín ha sido muy interesante; sobre todo el último año que el cole se ha convertido en Comunidad de Aprendizaje. En este último año hemos aprendido jugando o pasándolo muy bien. Comparando con otros coles creo que es este el mejor."
Carla Ramírez

"Los años que he estado en el colegio de Valsaín, he aprendido mucho, además de las clases, también a relacionarme con más amigos que espero que sean para toda la vida. En infantil para aprender y que no se nos haga tan pesado hacíamos muchos juegos; y nos llevaban a dar muchos paseos por el pueblo.
Cuando empiece primaria las cosas cambiaron, pero gracias a los profesores que nos tocaron se nos hizo más ameno, hemos tenido muchos excursiones, pero nunca olvidaré los dos años del C.R.I.E, que me lo pasé genial. También este año con la Comunidad de Aprendizaje ha sido especial y distinto."
Antonio Fraile


"Mi paso por el colegio ha sido genial, me ha encantado y me he divertido mucho.
Los profes enseñan muy bien y son muy divertidos, me da pena irme del cole porque se ha convertido en Comunidad de Aprendizaje y aprendemos mucho más, de otra forma diferente. Hacemos tertulias literarias que aprendemos a escucharnos y respetarnos los turnos de palabra los unos a los otros. También, hacemos grupos interactivos que aprendemos a valorarnos todos y todas y a trabajar en grupo. A mí las tertulias literarias y los grupos interactivos me han gustado mucho porque en las tertulias literarias he aprendido a dar respuestas concretas y no solo decir “si sí” o “si no”. Y en los grupos interactivos he aprendido a trabajar con mis compañeros y a no dejarlos atrás y ayudarles, y a saber valorarnos los unos a los otros."
Noelia Molina


18.“MÍO, TUYO, NUESTRO”

Había una vez un pueblo muy pequeño situado cerca de la montaña, o casi en ella podríamos decir. La mayor parte de los habitantes de ese pueblo se sentían muy afortunados de vivir allí, no se imaginaban un lugar mejor para vivir, ya que, veían como una ventaja ser un pueblito pequeño, porque así conocían a todos los vecinos. Los niños jugaban todos juntos y les encantaba vivir rodeados de naturaleza por todas partes.
Pero no todos los habitantes pensaban así, había un pequeño grupo de personas que, aunque vivían allí, les gustaba más el pueblo de al lado porque era más grande, más conocido, tenía supermercados, vivía más gente, había más niños para jugar... Así que decidieron llevar a sus hijos al colegio de allí, lo cual provocó que la escuelita que había en aquel pueblecito se quedara con muchos niños menos.
Todos los padres y las madres de los niños y niñas que iban a la escuela, al igual que los profesores, estaban muy preocupados por la situación, porque no querían terminar con un colegio cerrado. Así que todos juntos: papás, mamás, niños, niñas, maestros, maestras y todos los que de alguna manera pasaban por el colegio, se sentaron a dialogar para buscar una solución. Y fue así como decidieron tener “dulces sueños”. ¿Dulces sueños? Sí, sí, como lo oyes, todos se pusieron a soñar con el colegio que les gustaría que tuviese su pueblo.
Así, el colegio quedó lleno de dibujos de cosas dulces, rosquillas, donuts, helados, galletas... en los que todos iban escribiendo sus sueños, menos los niños pequeños que no sabían escribir, y lo dibujaban. Los sueños fueron de todo tipo, desde chocolatinas colgando de los árboles del cole, tener mascotas en las clases, poder usar la biblioteca, disponer del colegio abierto más horas, un campo de fútbol de hierba y muchísimos más, pero hubo uno, que se repitió y se repitió y se repitió...”deseo que haya más niños en el colegio”.
De esta forma todas las personas que formaban parte de la escuela se pusieron manos a la obra para que todo el mundo supiese lo que estaban haciendo. Fueron a la televisión, a la radio, hicieron una gran fiesta en la que invitaron a muchísima gente y muchas cosas más. Y así fue como los habitantes de aquel pequeño pueblo, lograron cumplir su sueño, que la escuela tuviese muchos más niños, y nunca más pensaron en la idea de cerrar ¡su colegio!
Hoy en día siguen soñando cosas diferentes, porque saben que si todos y todas colaboran juntos, pueden conseguir lo que se propongan.

MARÍA GUTIÉRREZ

19.ARTÍCULO DE OPINIÓN

Quería contar mi experiencia como voluntaria en los grupos interactivos.
En esta aventura que comenzó en octubre y en la cual todos debíamos aprender para poder sacarla adelante, por el bien del cole, "nuestro cole", teníamos que aprender lo que eran los grupos tanto los alumnos como los voluntarios, era nuevo para todos.
Recuerdo el primer día en el que los alumnos se pensaban que era un examen, tapaban la ficha para que sus compañeros no pudieran ver las respuestas. Ahí fue la primera vez que tuvimos que explicar que se trataba de ayudar al compañero que no lo sabía hacer, que no era tan importante terminar la tarea de forma individual, sino que todos en el grupo supieran lo que tenían que hacer.
Yo he conocido mejor a los niños, cada uno con sus cosas, el tímido, el despistado, el competitivo, el mandón… y gracias a conocerles mejor hemos conseguido potenciar unas actitudes y corregir otras.
En el fondo ha sido una gran experiencia para mí.
A los niños quiero recordarles que lo que hemos practicado en los grupos (comprensión, apoyo a los compañeros, respeto, saber escuchar las opiniones de los demás…), se puede aplicar en la vida común.
Deseo muchísima suerte a los que pasan al instituto. A los que continúan en "nuestro cole" deseo seguir conociéndoles y participando con ellos en los grupos.

SILVIA MANSO

20.¡¡NOS VAMOS A LA GRANJA ESCUELA!!

Todos los alumnos y alumnas del C.E.I.P “La Pradera”, hemos realizado una excursión a la Granja Escuela “Puerta del Campo”.
A pesar de que el tiempo no nos ha permitido realizar muchas de las actividades de las que dispone esta granja, nos lo hemos pasado en grande, y hemos aprovechado todo el día para realizar algunas de otro tipo.
Los más peques, nos hemos ido, para comenzar el día con un buen aroma, a hacer bolsitas de sales de baño. A todos nos ha gustado mucho el taller y hemos disfrutado mucho moviendo la sal, y disfrutando de las distintas esencias que la monitora nos iba enseñando.
Todos estábamos muy nerviosos porque teníamos muchas ganas de ver los animales, pero la lluvia lo ha seguido impidiendo el resto de la mañana. De forma que, cuando hemos terminado de hacer nuestras sales, nos hemos convertido en… ¡panaderos! Hemos estado haciendo pan, claro. Primero, hemos tenido que adivinar qué ingredientes contiene este alimento y de dónde procedía cada uno. Y después, nos hemos puesto manos a la masa. Hemos mezclado todos los ingredientes, mientras decíamos todos a la vez: “¡Agua, sal, harina y levadura!”
¡Imaginad cómo nos hemos puesto! Porque, para rematar, hemos hecho una pequeña guerra de harina. Después, hemos estado moldeando la masa para que el pan no se quedara duro, y hemos estado haciendo diversas figuras. Después, nos fuimos a jugar un rato, y a algunas de las chicas de infantil, las han hecho una preciosa trenza de colores en el pelo.
Cuando ha llegado la hora de comer, todos estábamos hambrientos, y nos hemos ido directos al comedor, para no dejar nada de lo que nos esperaba en el plato. Algunos se han comido todo, pero otros… han dejado un poco. Como por la tarde continuaba lloviendo, nos hemos ido con la monitora a realizar más talleres, y… ¡Nos ha enseñado “la vaca”!
Pero, el día ha llegado a su fin, y el autobús ha venido a por nosotros para volver al cole, después de un maravilloso día en… ¡LA GRANJA ESCUELA!

CRISTINA SEGUIDO (ALUMNA EN PRÁCTICAS)

21.DESPEDIDA DE ANA BELÉN

Como habéis visto antes, nuestra compañera Ana Belén, se despide de nuestra comunidad de aprendizaje, después de cuatro cursos trabajando junto a todos nosotros y junto a todos vosotros.
Desde esta redacción la quisimos dar la oportunidad de poder despedirse de todos los que formamos parte de este colegio, así que aquí van unas palabras suyas de despedida, para que no os olvidéis de ella.
Después de cuatro años en este cole ha llegado el momento de la despedida.
Me voy. Cruzo el océano para instalarme en tierras más cálidas y soleadas esperando que, al menos, sean tan acogedoras como las que hoy dejo aquí.
Me despido de todos mis niños/as (de los de ahora y por supuesto, también, de los de cursos anteriores). Quiero que sepáis que me acordaré de todos vosotros: de los responsables… y de los despistados; de los obedientes… y de los cabezotas; de los tranquilos… y de los revoltosos.
Me marcho tras haber conocido a unos niños/as muy orgullosos de su pueblo al que siempre llevan por bandera: Valsaín. Tanto que ni siquiera sienten el frío intenso de sus días de invierno: “¡Ana! ¡Qué somos de Valsaín!”
Me llevo conmigo el recuerdo de todos vosotros. ¡¡DE TODOS!!
Y por supuesto también mi reconocimiento a las familias, que han decidido apostar con fuerza por la educación de sus hijos dedicando MUCHAS HORAS, MUCHO ESFUERZO Y MUCHO DE SU TIEMPO a participar mejorando este centro que hoy es el de todos. Vaya para ellos, todo mi respeto y admiración.
Sólo me queda daros las gracias por el trabajo, el respeto, el cariño, la cercanía y por todas esas otras cosas por las que merece la pena esta profesión.
Gracias por haberos conocido. Gracias por el gran tesoro que me habéis regalado.
¡GRACIAS A TODOS!

ANA BELÉN

22. SALIDAS A LA NATURALEZA

Es innegable que nuestro centro se encuentra situado en un entorno natural inmejorable y privilegiado, rodeado de parajes únicos en nuestra región.
Por este motivo, a lo largo de este curso académico 2012/2013, nos hemos propuesto realizar más actividades en la naturaleza, en algunas zonas cercanas a nuestra comunidad de aprendizaje.
Por cuestiones de organización interna, los grupos que más han podido disfrutar de estas salidas al entorno, han sido los de Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria.
Hemos realizado excursiones a lugares no excesivamente lejanos de nuestro colegio, como a la zona de Pesquerías, de Los Asientos, de los puentes de Navalacarreta o de Los Canales, a la Cascada del Huevo... que aunque son lugares, por lo general, de sobra conocidos por nuestros alumnos y alumnas, siempre son agradables de visitar.
Y es que todas las épocas del año tienen su encanto por aquí. Cuando hace calor, es realmente agradable pasear junto a la vereda del río Eresma, o de algún arroyo (que durante este curso, se han mostrado especialmente caudalosos, lo cual también llama la atención de los más pequeños). Y si, por el contrario, es invierno, podemos disfrutar de alguna senda disfrutando de la nieve, siempre que elijamos la mejor indumentaria posible. Un abrigo, un gorro, unos guantes, unas buenas botas y unos pantalones para caminar por la nieve, siempre ayudan a disfrutar en condiciones de las nevadas que tengamos durante la estación más fría (aunque puede que podamos contemplarlas, incluso en mayo…).
Los niños y niñas siempre se divierten con estas pequeñas salidas, y en muchas ocasiones, además, aprenden un montón de cosas sobre estos parajes, si nos acompaña alguna persona que nos quiera contar cosas al respecto.
Pero no sólo son los niños los que aprenden. Ni mucho menos. Es tanta la sabiduría que ya poseen los niños, sobre temas de animales, de plantas, de costumbres locales… que los profesores, o alumnos de prácticas que hemos acudido a estas salidas, también hemos asimilado nuevos conceptos a partir de pequeñas lecciones impartidas por algunos de nuestros chicos o chicas.
Aunque lo mejor de todo es que aún nos quedan muchísimos más lugares que conocer y a los que acudir, en sucesivos cursos, eso sí, con muchos más niños y niñas.

ALEJANDRO MARTÍN

23.SALIDA A LA UNIVERSIDAD

El 13 de mayo pudimos acudir al nuevo campus de la Universidad de Valladolid, en Segovia, después de haber tenido que anular una primera intentona, porque la nieve no permitió que el transporte público nos pudiera llevar hasta Segovia… ¡tan solo dos semanas antes! Fuimos alumnos, alumnas, profes y alumnos en prácticas, que precisamente estudian en esas instalaciones.
Nada más llegar, se nos recibió con todos los honores. Lo primero que nos llamó la atención al entrar en el nuevo Campus, fue la imponente ágora que pudimos contemplar. Además, tenían preparado, en el gimnasio que utilizan para algunas asignaturas y otras actividades para los alumnos, una pequeña presentación a los más pequeños de nuestra comunidad de aprendizaje (Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria), consistente en unas actividades en la que cantábamos y bailábamos para conocernos un pelín mejor. También jugamos con el paracaídas, que es un material que les encanta utilizar a los niños y con el que siempre se lo pasan a lo grande.
Después, las alumnas de la facultad, del primer curso del Grado de Educación Infantil, organizaron un entretenido cuentacuentos que hizo disfrutar a nuestros alumnos.
Una vez concluyó el cuentacuentos, nos enseñaron algunas de las dependencias del campus (algunas clases, despachos…) para que los niños se vayan haciendo a la idea de cuál podría ser su destino como estudiantes dentro de unos cuantos años.
Mientras tanto, los alumnos de segundo y tercer ciclo de Educación Primaria realizaron una tertulia literaria, como cada lunes, sobre el libro que estaban leyendo “El Quijote”, en uno de los cubos de la biblioteca del campus que está adaptada para alumnos de Educación Primaria e Infantil.
Fue impresionante verles como debatían y se daban la palabra entre ellos, como cada uno sabía perfectamente cuál era su papel (secretario, mediador…), a pesar de que estuvieran rodeados de alumnos y profesores del campus que les estaban grabando y haciendo fotos. Pero ellos no estaban nerviosos, y defendieron muy bien su libro. Además al terminar, cosa que me llamó mucho la atención, fueron los propios alumnos los que dijeron a Azucena que se querían leer dos capítulos porque uno solo era poco, ¡alucinante!
Un rato más tarde, nuestros alumnos y alumnas de segundo y tercer ciclo de Educación Primaria volvieron de nuevo al gimnasio en el que habíamos estado anteriormente. Y entonces, comenzamos todos juntos una charla con maestros y alumnos y alumnas de la facultad, en donde pusimos en común aquellos aspectos relevantes de nuestro proyecto y nuestro funcionamiento como Comunidad de Aprendizaje. Fue muy interesante ver cómo nuestros chicos y chicas explicaron la experiencia desde su papel de alumnos, porque además, alguno lo explicó increíblemente bien. Creo que el intercambio de impresiones con aquella gente que había venido a escucharnos, fue muy enriquecedor y nos fuimos muy satisfechos del gimnasio, camino de la biblioteca de la facultad.
Llegados a este punto, nuestras alumnas (y alumno) de prácticas, tuvieron el detalle de preparar una bonita representación en un hall del campus, donde interpretaron para los niños y niñas, la obra de “Los Siete Cabritillos y el Lobo”, disfrazados para la ocasión. Y lo cierto es que nuestros niños y niñas se lo pasaron en grande, interactuando con sus profes de prácticas (a los cuales, por otra parte, adoran).
Una vez hubimos almorzado todos, nos invitaron a pasar un rato en una de las bibliotecas del campus, en la cual pudimos leer algunos de los ejemplares que tenían a nuestra disposición.
Y desde aquí, ya pusimos rumbo a nuestro querido cole, con un gran sabor de boca después de haber visitado estas nuevas instalaciones de la Universidad de Valladolid en Segovia, y de haber sido tratados de una manera tan acogedora.

ALEJANDRO MARTÍN Y MIRIAM MOLINA

24. NOS VAMOS A LAS CABAÑAS

Los días 17 y 18 de junio, los alumnos y alumnas, tutores y alumnos de prácticas de las clases de Educación Infantil y del primer ciclo de Educación Primaria, del CEIP “La Pradera”, de Valsaín tomamos parte de una de las actividades del curso más esperadas por nosotros, y, sobre todo, por los más pequeños.
Íbamos a pasar un día entero fuera de casa (más de 24 horas seguidas, realmente) haciendo noche en las cabañas del CENEAM, de nuestra localidad. Seguramente para muchos de los niños y niñas era la primera vez que dormían en un saco de dormir, o era la primera vez que lo hacían lejos de sus padres, hermanos, abuelos, abuelas, tíos, tías… Y creemos que nada pudo salir mejor.
Comenzamos el lunes por la mañana, (justo después de un examen de Lengua rapidito, para los de 1º y 2º de Primaria), con una marcha hacia el área recreativa de Los Asientos, acompañados de Olga (madre de uno de nuestros alumnos) Ana y Rebeca, expertas en la materia y que nos iban a dar algunas interesantes lecciones de medioambiente, a la que vez marchábamos caminando al lado del Río Eresma.
Aunque antes de eso, y con la ayuda de algunas madres, recogimos las mochilas de los alumnos y alumnas, para que ya fueran trasladadas a las cabañas del CENEAM, que, de esta manera, se convertirían en el cuartel general de las jornadas de excursión.
Pero, volviendo a la actividad en sí, hemos de decir que el tiempo no nos acompañaba demasiado y, por eso, el baño en el río tuvo que ser suspendido. Así que el bañador, las chanclas, la toalla… sólo sirvieron para que nos pesara un poquito más la mochilita que habíamos preparado para la jornada matinal del lunes. Aun así, los niños disfrutaron de los columpios que se encuentran en Los Asientos, del paseo que dimos y de las actividades que nos prepararon Olga y sus compañeras (muchas gracias, chicas).
Ya pudimos asentarnos en la cabaña y repartir las camas y estanterías que iban a utilizar nuestros pequeños. Mientras, nos llegaba la comida para ese mismo día (la comida, merienda, cena, desayuno y posterior almuerzo, fueron facilitados por nuestras madres y padres de alumnos, para, así, seguir con el espíritu de comunidad que nos caracteriza). Hubo comida para un regimiento, y a pesar de los intentos por acabarla, nos resultó imposible. Muy ricos los macarrones y los filetes.
Las ganas de siesta pudieron con las ganas de los niños y niñas de ver Alicia en el País de las Maravillas, con lo cual, nos tumbamos media horita en nuestras literas (aunque dudo que alguno durmiera más de cinco minutos). Y en cuanto volvimos a ponernos en marcha, iniciamos el taller de pintura de camisetas en la sala de usos múltiples (que utilizábamos para talleres de este tipo y, también, para las comidas). Las camisetas, mediante una sencilla técnica, quedaron muy chulas. ¡Esperemos que las luzcan, orgullosos, nuestros alumnos y alumnas este verano!
Más tarde, y después de merendar un poco de chocolate con pan, comenzamos a jugar un rato fuera de la sala, aprovechando que la tarde no se había torcido demasiado. Algo de tiempo libre para nuestros chicos y chicas, y luego actividades con el paracaídas, con el que nos lo pasamos bomba.
Otra vez vuelta a la sala multiusos, para esta vez elaborar una rica macedonia que nos tomaríamos como postre después de cenar unas tortillas de patatas (a cada cual mejor) y un poco de fiambre (lo de “poco” es un decir).
Después de cenar, tocaba hacer el “fuego de campamento”. Y lo escribimos entre comillas porque, obviamente, no había hoguera, ni humo, ni llamas. No se nos ocurriría. Sólo contábamos con un par de linternas y actividades aderezadas con alguna historia de miedo (aunque muy “light”, dada la edad de nuestros renacuajos). De hecho, fuimos invitando a retirarse a dormir a aquellos y a aquellas a los que la oscuridad y la historieta les fueran incomodando. Al final, sólo quedaron los más valientes, que pudieron comprobar cómo el monstruo resultaba ser Raúl, nuestro alumno en prácticas, que junto con Blanca y Cris, nos ayudó a cuidar de los niños durante estas 28 horas de actividad.
Con los niños ya metidos en sus sacos de dormir, fue llegando la calma y el silencio a la cabaña en la cual estábamos alojados. La noche fue, más bien tranquila, así que todos pudimos descansar después de una larga jornada en la que no paramos ni un solo momento.
Los niños se desperezaron algo pronto y nos fuimos a desayunar, para así recargar energías de nuevo. Recogimos todas las mochilas y, una vez las volvimos a guardar en los coches, iniciamos la última de las sendas programadas para estos días. Fuimos hasta las trincheras, de la época de la Guerra Civil, que hay por encima de las instalaciones del CENEAM. Una vez llegamos allí, pudimos disfrutar de un trozo muy importante de la historia de nuestro entorno y de su incomparable paraje y emplazamiento.
Esto fue lo último que hicimos antes de emprender el camino de vuelta a nuestro centro. En donde almorzamos de nuevo, antes de irnos a casa con una sonrisa de oreja, gracias a lo bien que salió todo y a lo genial que nos lo pasamos.

ALEJANDRO MARTÍN

25. ARTÍCULO DE OPINIÓN

Soy Blanca, alumna en prácticas durante este segundo y tercer trimestre en el CEIP “La Pradera” y os voy a hablar de mi experiencia en Valsaín.
Sé que soy joven, pero ya he aprendido que en nuestra vida nos iremos topando constantemente con encuentros y pérdidas.
Hace tres meses yo tuve un encuentro, al que me enfrenté con mucha ilusión, pero también con algo miedo, cuando comencé mis prácticas en la Comunidad de Aprendizaje “La Pradera” (Valsaín).
Se juntaba, por un lado, la ilusión por poder trabajar con niños, enseñarles y aprender de ellos, y, por otro, el miedo inherente a una nueva y desconocida situación. Pero el miedo se pasó rápidamente, justo en el momento en que conocí a los niños y a los profesores de este gran colegio.
También quiero resaltar, que durante este periodo de prácticas he podido aprender cómo ser maestra, al observar el trabajo de los profesores, que luchan por un gran sueño. He aprendido a amar esta profesión, al trabajar con los pequeños, que tantísimo me han dado y muchos besos me han regalado. He crecido junto a ellos, con todos sus “te quiero”, abrazos y recuerdos. Y también he descubierto qué es el compañerismo y, cómo no, la amistad, al realizar este viaje con todos ellos.
Pero como he dicho anteriormente, en esta vida también hay pérdidas. Dejo atrás los madrugones (aunque eso no es una gran pérdida), el viaje junto a mis compañeros, la llegada y salida de los niños todos los días, sus comentarios, sus risas, sus llantos…, la “merendola” de los jueves y los grupos interactivos de los viernes, y una despedida muy emotiva y llena de cariño hacia nosotros.
Lo dejo atrás pero no lo olvido, porque estas experiencias son las que ayudan a madurar y nos recuerdan por qué queremos ser maestros.
Y para terminar, os quiero agradecer todo eso que habéis hecho por mí, porque me habéis dejado soñar con vosotros y, de este modo, me habéis demostrado que los sueños se hacen realidad.
¡Muchas gracias por todo!
BLANCA MARTÍN
(alumna en prácticas)

26. ARTÍCULO DE OPINIÓN

La semana pasada, cuando entré a la biblioteca, hubo algo que me llamó mucho la atención. Me resultó extraño porque ya había estado en muchas ocasiones en ese lugar, sin embargo, ese elemento resaltada entre todos los demás.
Quizás, el visitante que entre por primera vez en la biblioteca no reparará en él, llegará a su casa y podrá hablar sobre lo simpática que es la mascota, lo bien clasificados que están los libros o, quizás, sobre el colorido que se extiende alegremente por todas las paredes.
Tal vez, este visitante novato no conozca la historia de cómo se ha organizado esta biblioteca, de las personas que han estado mañanas y tardes trabajando para que todo esto salga adelante. Como decía Saint Exupery en uno de los libros que puebla las estanterías, lo esencial es invisible a los ojos.
Las horas de trabajo, la dedicación, la ilusión, las prisas no se reflejan en las paredes, ni tampoco marcan los ladrillos de colores pero sí pueden reflejarse en lo que a mí me llamó la atención: el árbol que nace y crece sobre un fondo blanco, cuyas ramas van rompiendo la monotonía del blanco llenándolo de vida. Ese árbol, que también podría ser perfectamente el símbolo de este pueblo tan bonito que nos ha acogido tan bien, es la prueba de todo lo que habéis trabajado, el homenaje a todas las personas que habéis aportado vuestro tiempo y esfuerzo para que todo salga bien.
Sus raíces que representan el sentimiento de pertenencia, de simbiosis con el lugar, están muy próximas al cariño con el que cuidáis el colegio. Este colegio se alimenta de vuestro interés y de vuestro cariño, y es por ello que le han salido esas flores en forma de huerto, grupos interactivos, premios…
Ojalá que este árbol continúe creciendo, se haga cada vez más fuerte, y más frondoso. Ojalá esas ramas vigorosas, fuertes, que están convencidas de que para mejorar la educación de los niños todos deben contribuir, animen a aquellos pequeños brotes verdes que se asoman tímidamente.
Ojalá nuestro árbol se vaya llenando más y más porque, un árbol tan bien cuidado, lo merece. Desde luego, y a nadie le puede quedar ninguna duda, el abono es el mejor.
ALBA TORREGO
(alumna en prácticas)

27. EFEMÉRIDES
(En papel)

28.¡RESUELVE Y DIVIÉRTETE!

(En papel)

29.¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!

Parece que fue ayer cuando nos juntamos (todos: padres, madres, voluntarios, profesores, ex alumnos…) allá, por el ya lejano mes de septiembre, para ser formados por diversos especialistas en proyectos educativos de comunidades de aprendizaje. “¡Qué osadía intentarlo en tiempos de fiestas en el pueblo!”, seguro que pensaron unos cuantos. Pero lo cierto es que la asistencia al curso y la predisposición por aprender, no pudieron ser mayores.
Ya en el curso anterior (es decir, el 2011/2012), pudimos comprobar cómo, a base de poner ganas e ilusión, se podían hacer muchísimas cosas en este colegio (pintar el patio y las vallas del mismo, poner cortinas en las clases…). Pero en el mes de septiembre de 2012 metimos otra marcha más al funcionamiento del centro, con el principal fin de contar con más niños y niñas en el colegio. Y este objetivo, de cara al próximo curso, ha sido ampliamente superado. Ciertamente, se han superado las mejores previsiones de matrícula de cara al curso 2013/2014. Y esto, nos llena de una enorme satisfacción, ya que estamos comprobando cómo el trabajo realizado por todos los miembros de la comunidad, está recogiendo sus frutos.
Pero, para llegar a conseguirlo, éramos bastante conscientes de que debíamos proponer algo original y diferente, que pudiera convencer a aquellos que quisieran empezar a formar parte de nuestra comunidad de aprendizaje. Y, desde entonces, hemos realizado una cantidad innumerable de eventos, actividades, actos, reuniones…
Hemos reinaugurado la biblioteca (la cual ha sido ampliada y en la que desarrollamos las llamadas “bibliotecas tutorizadas”, en las cuales, los voluntarios estudian junto con los niños y niñas que acudan a esta instalación en las tardes de lunes a viernes).
Además de esas “bibliotecas tutorizadas”, hemos puesto en marcha las “tertulias literarias” (en las que los niños y niñas debaten sobre diferentes clásicos de la literatura universal) y los “grupos interactivos” (actividades que llevamos a cabo en todos los ciclos, que son ideales para el trabajo y la reflexión en grupo, ya que potencian el diálogo igualitario entre alumnos).
También hemos sido capaces de conseguir que la calefacción funcionara regularmente de nuevo en todo el centro, lo cual nos ha posibilitado el poder reinaugurar la biblioteca.
Por otra parte, hemos creado este periódico, que esperemos que lea la mayor cantidad de gente posible, para llegar a todo el mundo que quiera saber de nosotros y conocernos. Aunque no podemos olvidarnos tampoco de nuestro perfil de Facebook (os invitamos a agregarnos como amigos), que creemos que nos ayuda a dar a conocer también las líneas básicas de nuestro proyecto y todas las actividades que llevamos a cabo.
Además, hemos sido distinguidos con varios premios y reconocimientos académicos, gracias al proyecto en el que estamos trabajando. Y también fuimos premiados de nuevo (como en el curso 2011/2012) en el concurso de Belenes de la Diputación Provincial de Segovia, gracias a un nacimiento precioso que hicimos a partir de cápsulas de café que fuimos recolectando gracias a la ayuda de mucha gente.
También pudimos disfrutar de una genial e inolvidable “Fiesta del Sueño”, justo antes de las vacaciones de Navidad, en la que hicimos cualquier cosa, menos quedarnos dormidos. Con ella, pusimos el colofón ideal a la fase en que los miembros de la comunidad debíamos expresar qué cole queríamos, en diferentes dulces (rosquillas, caramelos, helados, tartas…) en los que todos podíamos escribir cómo soñábamos con nuestro colegio ideal.
El punto álgido de la fiesta fue la proyección de un lipdub elaborado expresamente para este evento (que os invitamos a que segáis viendo en nuestro perfil de Facebook, o buscándolo en Youtube).
Y, por otra parte, hemos terminado el curso, en cierto modo, en el otro lado… ¿Por qué decimos esto? Porque vinieron a nuestro centro profesores, expertos en educación, de diversas facultades de todo el país, para informarse, en una charla-coloquio, de cómo estamos trabajando en nuestro colegio, una vez nos hemos transformado en Comunidad de Aprendizaje.
Y no hemos parado de realizar actividades y salidas diferentes, que creemos que siempre pueden aportar algo interesante a nuestros alumnos y alumnas.
Pero, por encima de todo, nos queremos quedar con lo que nos ha aportado a todos el ser una comunidad de aprendizaje: ganas de trabajar, de mejorar y seguir mejorando, a partir de la unión, la ilusión, la cooperación y el creer en nosotros mismos.
Algo que nos llama bastante la atención, es que muchos de los sueños que los niños, padres, profesores, voluntarios, entidades, u organismos, plasmaron en el primer trimestre del curso, ya han sido hechos realidad en este mismo curso… gracias a la ayuda de todos los que creemos en este proyecto tan genial.
Con respecto a lo que a nosotros nos incumbe, queremos dar las gracias a todos los que nos han ayudado ya a publicar dos números de este periódico, aunque esperamos que vayamos lanzando muchos más. Queremos también dar las gracias a aquellos que han querido publicar algún artículo en nuestras páginas y gracias también al CENEAM, por ayudarnos a editar estas dos ediciones.
En absoluto somos periodistas, ni escritores, ni columnistas de renombre… ni nada que se parezca. Así que, desde aquí, os pedimos sinceras y humildes disculpas por adelantado, si esperabais una redacción o una edición más profesional. Eso sí, lo que no se nos puede negar es que no pongamos toda la ilusión del mundo en estos folios que esperamos que os entretengan, al menos, durante un ratito.
También os invitamos a que hagáis partícipe de esto a todo el que creáis conveniente y que hagáis leer esta publicación a quien os parezca. El objetivo sigue siendo darnos a conocer, y cuanta más gente nos conozca, mejor.
Esperamos haberos “enganchado” lo suficiente y que, de este modo, no os perdáis los próximos números que lanzaremos, ya durante el curso 2013/2014. Éste no ha podido ser más fructífero para los miembros que formamos la Comunidad de Aprendizaje del CEIP “La Pradera” de Valsaín.
¡Hasta el próximo curso!

COMISIÓN DE DIFUSIÓN


RAÚL BLÁZQUEZ
YOLANDA HERRANZ
ALEJANDRO MARTÍN
MIRIAM MOLINA
MARÍA PEINADOR

viernes, 24 de mayo de 2013

miércoles, 15 de mayo de 2013

Nuestros niños en la universidad


Aquí os dejamos el vídeo en el que nuestros niños explican en el nuevo campus de Segovia, María Zambrano, que es una Comunidad de Aprendizaje y las medidas de éxito que se llevan a cabo en la nuestra.

http://www.youtube.com/watch?v=hsr3aWFg0a0&feature=youtu.be

lunes, 1 de abril de 2013

EL BOMBAZO





¡AQUÍ ESTÁ NUESTRO PERIÓDICO!

Comisión de Difusión – Nº 1 (Marzo 2013)

COMUNIDAD DE APRNDIZAJE “LA PRADERA” - ¡HACEMOS PIÑA CONTIGO!


ÍNDICE

1. Editorial
2. ¿Qué es una comunidad de aprendizaje?
3. Entrevista a Luis Torrego
4. Nuestro entorno: Valsaín.
5. Un paseo por la historia
6. ¡De nuevo premiados! ¡Nuestro belén!
7. Entrevista a Juan Carlos Benito
8. ¡De prácticas!
9. Carnaval… ¡Te quiero!
10. Fiesta Dulces Sueños
11. Entrevista a nuestra directora
12. Artículo de opinión
13. ¡Escapada a la nieve!
14. Artículo de opinión
15. Cruzadas
16. Mi cole
17. Efemérides
18. ¿Quién es quién?


EDITORIAL

¡Hola a tod@s! Bienvenidos a este, nuestro nuevo periódico, de la Comunidad de Aprendizaje “La Pradera” de Valsaín, “¡HACEMOS PIÑA CONTIGO!” y saludamos a todos aquellos lectores que estéis gastando un poco de vuestro tiempo en leernos.
Nacemos del trabajo y dedicación de los padres, madres, profesores, alumnos, alumnas y voluntarios de la Comunidad de Aprendizaje “La Pradera” del maravilloso pueblo de Valsaín (y decimos maravilloso, no solo por el entorno situado en plena sierra del Guadarrama, sino por sus gentes, que se han volcado como nadie para que este pequeño centro empiece a ser más grande) y gracias al nuevo rumbo que ha tomado el colegio, sobre todo, del curso anterior hacia acá. En este curso y medio han pasado muchas cosas, pero la principal, es que somos una escuela mucho más abierta a todas las personas que quieran participar en ella.
Más o menos, ya vamos conociendo todos en qué consiste esto de ser una Comunidad de Aprendizaje, las fases que intervienen en esta transformación… así que vamos a centrarnos en lo que queremos que suponga este periódico para todos los que estamos formando parte de este proyecto educativo tan ilusionante.
Como sabemos casi todos, una vez ya dejamos atrás la Fase del Sueño, creamos una serie de comisiones para intentar delegar diferentes funciones en distintos grupos de personas comprometidas, con el fin de que todo pueda funcionar de un modo más fluido en nuestra Comunidad de Aprendizaje. De este modo, a la comisión de difusión se le ocurrió que el lanzamiento de un periódico que pudiera llegar a todos los miembros de la comunidad educativa del centro, podría ser una buena idea para darnos a conocer un poco más (dentro y fuera de nuestro entorno más cercano), contando aquello que ocurra interesante en nuestro colegio, aportando información sobre comunidades de aprendizaje, realizando entrevistas, intentando alegrarnos un poco al leerlo… Y eso es lo que vamos a intentar hacer (esperemos que por mucho tiempo y durante muchos cursos) desde esta “redacción de profesionales perfectamente cualificados”.
Al igual que sucede con nuestra Comunidad de Aprendizaje, nos consideramos un periódico totalmente abierto y accesible a vuestras posibles aportaciones y opiniones, que seguro que nos hacen mejorar y progresar como publicación. Pretendemos que no nos quedemos simplemente en unos pocos números lanzados. Nuestro deseo es que este periódico dure muchos años y que todos los que colaboremos en él, un día futuro miremos atrás y podamos decir con orgullo a nuestros hijos, nietos y demás familiares que trabajamos concienzudamente para que pudiera salir adelante. Nos gustaría, humildemente, formar parte de esta Comunidad de Aprendizaje durante muchos cursos. Y con vuestra ayuda seguro que lo finalmente lo conseguiremos. No tenemos ninguna duda.
Por último, querríamos felicitar de antemano a toda la Comunidad de Aprendizaje por vuestra dedicación para que este proyecto funcione.
Y sin más preámbulos y esperando, no que os guste, sino que os encante y que sea un referente para toda la comunidad educativa, os dejamos disfrutar del primer número de este periódico.
¡HACEMOS PIÑA CONTIGO!


¿QUÉ ES UNA COMUNIDAD DE APRENDIZAJE?

Una de las metas que nos hemos propuesto con este periódico, es la de explicar en qué consiste ser una Comunidad de Aprendizaje. Así que vamos a intentar explicarlo para que la gente se vaya familiarizando más con este término.
El proyecto Comunidades de Aprendizaje se define como una alternativa que guía la transformación de situaciones de desigualdad educativa, en circunstancias en las que se generen oportunidades de aprendizaje para todos y todas.
En aquellos territorios en situación de exclusión social en los que el centro educativo ha tomado la iniciativa de transformarse en Comunidad de Aprendizaje, los cambios experimentados han rebasado los muros de la escuela, extendiéndose a transformaciones en la comunidad y en su territorio.
Las fases a seguir en este tipo de proyecto.
El proyecto de transformación en Comunidades de Aprendizaje se plantea como un proceso que se ha sistematizado en diferentes etapas o fases:
- La fase de sensibilización (o formación).
- La toma de decisiones (la decisión de transformación del centro).
- El sueño (qué escuela queremos).
- La selección de prioridades (qué aspectos de la realidad queremos cambiar), la planificación (plan de acción de los aspectos más relevantes
a cambiar) y la puesta en marcha (se inicia un proceso de innovación y experimentación planificado). El centro inicia el proceso de transformación en Comunidades de Aprendizaje en sí. Se constituyen diferentes comisiones de trabajo con la intención de abordar las actuaciones prioritarias. En estas
comisiones se abre las puertas a las familias, al personal no docente del centro, al profesorado y también a los actores sociales como la asociación de vecinos, los servicios sociales, el centro de tiempo libre del barrio…
La participación de la comunidad se constituye en el centro como eje, no únicamente de mejora de la convivencia, sino también en la mejora del rendimiento del alumnado. Referentes adultos del alumnado entran en las aulas, para participar en las actividades escolares de los estudiantes.
Medidas de éxito de las Comunidades de Aprendizaje.
En las aulas se realizan grupos interactivos. Esto consiste en organizar la clase en grupos heterogéneos y en cada uno hay una persona adulta que dinamiza y potencia el diálogo para que el alumnado resuelva conjuntamente la tarea. Cada quince o veinte minutos la persona adulta cambia de grupo, de forma que en una hora y media de clase los estudiantes han interaccionado con personas adultas diferentes al profesor y han realizado varias tareas. El voluntariado pueden ser familiares, ex alumnos, vecinos, estudiantes universitarios, personas jubiladas, etc. No es una actividad únicamente delimitada a personas con titulación académica, sino que se parte de que todas las personas somos sujetos capaces de acción y reflexión y que todos tenemos habilidades que enriquecen las interacciones en las que participamos. Los grupos interactivos son una de las formas de organización de las aulas que está obteniendo más éxito en Europa en la superación del fracaso escolar y los problemas de convivencia. La tertulia literaria es una actividad cultural y
educativa donde se reúnen las personas para compartir, leer y dialogar sobre un libro de la literatura clásica universal. A partir de un texto literario previamente acordado y haciendo continua referencia a los distintos párrafos del mismo, los participantes dialogan aportando sus interpretaciones, reflexiones, argumentos, y
también sus experiencias. Todas las personas pueden hacer sus aportaciones a partir de lo leído, lo que lleva a leer más. Esto, junto con el contraste de puntos de vista que se produce, provoca más aprendizaje. Las bibliotecas tutorizadas consisten en que las bibliotecas sean aprovechadas como lugar para interaccionar con otros compañeros, con algún adulto o voluntario, con el profesor… de manera que se conviertan en espacios de máximo aprovechamiento educativo, donde acudan los alumnos y alumnas, del centro o no, a estudiar, comentar dudas, leer, charlar sobre algún tema… Concluyendo, las Comunidades de Aprendizaje es una experiencia de transformación de un centro educativo, ya esté ubicado en una zona rural o urbana, que no necesita de recursos públicos o privados adicionales para conseguir éxito. Gracias a la reorganización de los recursos con los que ya cuenta el propio territorio mejoran, no sólo los resultados académicos del alumbrado del alumnado, sino también el contexto y la calidad de vida de las personas que viven en la zona. Para los niños el hecho de saber que muchas decisiones se han tomado con la participación de los padres también es una forma de entender la escuela y entender que no es una cosa externa con ellos, que participan todos, que hay una involucración muy fuerte de sus familias, y que quieras o no le dan más importancia al hecho educativo que de otra manera no tendría. Además, las prácticas educativas que se basan en el aprendizaje dialógico y que para ello desarrollan estrategias didácticas como los grupos interactivos, no sólo no comportan la segregación o la exclusión de los niños/as o adolescentes sino que posibilitan la transformación y la superación de estas dinámicas exclusoras.

ENTREVISTA A LUIS TORREGO

Hemos entrevistado a Luis Torrego, profesor de la Facultad de Magisterio de Segovia, con un gran conocimiento sobre Comunidades de Aprendizaje y que nos ha ayudado mucho para que este proyecto echara a rodar.
¿Qué aspectos positivos ve usted en este colegio para que salga adelante como Comunidad de Aprendizaje?
Considero que tiene todos los ingredientes esenciales para conseguirlo, para lograr la transformación de la escuela y de su entorno que es la finalidad de una Comunidad de Aprendizaje. Para concretar cito un par de esos principios: La participación del alumnado, de la familia y de la comunidad, - La participación del alumnado, de la familia y de la comunidad, realidad que he visto crecer día a día en el colegio. Este hecho genera una sensación muy grande de implicación, de pertenencia. Cualquiera que pase por el colegio se da cuenta de eso.
- Para conseguir esta transformación se están movilizando todos los recursos existentes y se mantienen una postura abierta a la colaboración con los diferentes organismos. El profesorado, a su vez, muestra una actitud absolutamente comprometida con el proyecto y con la colaboración dentro del aula.
Además, la colaboración con las administraciones de las que depende me parece muy positiva, así es que el horizonte se presenta muy favorable.
¿Cómo vio el colegio y cómo lo ve ahora? ¿Qué cambios se han producido?
Con anterioridad a este curso había visitado en muy pocas ocasiones el colegio, así es que no puedo dar detalles. Pero sí que puedo decir que la apariencia externa del colegio es ahora espléndida. Además de estar situado en un entorno lleno de belleza, el colegio tiene una apariencia muy acogedora y unas instalaciones muy adecuadas para realizar actividades, cuestión que incluso se refleja en la calidez de la estancia en ellas, sin el frío que se atribuye a la zona. Pero los cambios más fundamentales son los que no se ven a simple vista, como la ilusión de las personas que participan en esta transformación y el compromiso con la misma. No sé si esta enorme evolución se percibe con claridad por el profesorado, el alumnado y las familias, pero las cosas que ya se han realizado en este centro son realmente impresionantes.
¿Cómo entró usted en el mundo de las Comunidades de Aprendizaje?
Conocía el proyecto por haber leído sobre él, y, a la vez, resultó que mi director de tesis doctoral, el profesor Florentino Sanz (“Floro” para el que le conocía) había realizado algún trabajo de investigación con Ramón Flecha, impulsor de las Comunidades de Aprendizaje a través del CREA (Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades) de la Universidad de Barcelona. Gracias a Floro entré en contacto con Ramón Flecha y con el CREA y, he tenido la suerte de participar en varios proyectos de investigación con ellos. Su trabajo se centra en el desarrollo de procesos transformadores de la realidad educativa y cuando he conocido y vivido la realidad de las Comunidades de Aprendizaje, he visto las grandísimas potencialidades del proyecto.
¿Qué le ha llamado más la atención de todas las Comunidades de Aprendizaje que ha visitado?
Hay muchas cosas que me han llamado la atención. La entrevista sería demasiado extensa si, únicamente, las enumerase y no entrase en detalles. Pero quizás las dos cosas que me han impresionado más sean estas:
Una, la confianza en los resultados educativos que iba a obtener su alumnado que vi en el profesorado y en las familias, especialmente en las gitanas, del Colegio Andalucía, del barrio de las Tres Mil Viviendas en Sevilla, Comunidad de Aprendizaje que visité con un grupo de estudiantes de Magisterio hace años, cuando estaban empezando como Comunidad de Aprendizaje. Era conmovedor oír hablar a las gitanas expresando su esperanza en la educación de sus nietos y nietas.
Dos, la participación de las familias en la fase de sensibilización o formación que llevamos a cabo en el colegio en el mes de septiembre. Sí, en el CEIP La Pradera. Quizás pueda parecer que lo diga por cumplir, pero no es cierto. Nunca he visto una cosa así, nunca pensé que pudiera haber tanta participación de las familias escuchando eso de los grupos interactivos o los principios del aprendizaje dialógico…y no sólo escuchaban, sino que preguntaban, exponían dudas… Desde ese momento se veía venir el potencial transformador de esta Comunidad de Aprendizaje.
¿Qué cree usted que puede diferenciar esta Comunidad de Aprendizaje de todas las demás?
Es muy evidente que lo que más la diferencia es el tamaño y la ubicación. Es la Comunidad de Aprendizaje más pequeña de España y estoy seguro de que es la que está situada en un entorno más bonito. Pero quizás otros rasgos no sean tan evidentes: la voluntad tan positiva del profesorado, el volumen de participación de las familias, la presencia virtual que empieza a tener esta Comunidad de Aprendizaje a través de Facebook, el incipiente blog o esta revista, la proyección que comienza a tener en la provincia –a mí me preguntan mis compañeros de la universidad por “Valsaín” y también me han preguntado maestras y maestros de otros colegios- y fuera de Segovia, pues también tengo colegas que han oído hablar de “Valsaín”. Creo que todas estas cuestiones, que constituyen los rasgos diferenciales del CEIP La Pradera, son fundamentales y muy valiosos.


NUESTRO ENTORNO: VALSAÍN

El valle de Valsaín se sitúa en un enclave singular, entre los puertos de Navacerrada y la Fuenfría, en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama. Dicha sierra lo cubre por su parte este, y el cordal de La Mujer Muerta, por el oeste. Entre estos puntos se extiende el valle, con una longitud aproximada de 9 kilómetros y una anchura media de otros 6.
La altitud de la zona varía entre los 1100 metros de mínima y los 2125 de Siete Picos. Surcan sus tierras los ríos Eresma, Acebeda y Peces. Sus suelos son ácidos, con base en granito y gneis.
Existe una gran diversidad de animales, entre sus 10.672 hectáreas, de las cuales 7.622 son del Monte Pinar y el resto (3.046) del Monte Matas. Existen diferentes especies arbóreas, destacando el pino silvestre, también conocido como “pino Valsaín“. Entre los animales de este entorno destacamos las aves, que en próximos números iremos conociendo con más detalle. También conoceremos su vegetación más a fondo, sus ríos, su suelo y demás fauna. Deseando que os a haya gustado este primer número de nuestro entorno, os invito a leer el próximo, que seguro también será de vuestro interés.

UN PASEO POR LA HISTORIA

Corría el año 1450 cuando el Rey Enrique IV manda reforzar el torreón de caza de su padre Juan II y delimitarlo con vallas. Se dice que incluso guardaba dentro de los límites de sus bosques animales exóticos, como elefantes.
El siglo XVI es fundamental para el palacio, ya que el rey Felipe II se fija en Valsaín y proyecta el palacio “La Casa del Bosque”. Los arquitectos Luis de Vega y Gaspar de Vega se encargan de realizarlo, poniendo un especial empeño en la explotación cinegética y maderera para las obras reales.
Tras la muerte del monarca, España y, por supuesto, Valsaín sufren una gran decadencia, que culmina con el incendio en el año 1686, reinando Carlos II.
Ya en el reinado de Felipe V, el monarca compra parte del bosque a la ciudad de Segovia, con el propósito de hacer una réplica de su Versalles natal. El palacio de Valsaín se utilizará como taller para las esculturas del palacio de La Granja. Tras varios litigios entre la ciudad de Segovia y la corona, el rey Carlos III adquiere por real decreto de 28 de junio de 1761, los terrenos del bosque de Valsaín, argumentando el enorme deterioro y la mala conservación que sufren sus pinares. Segovia por su parte consigue reservarse los derechos de pastos, leñas muertas y secas, aguas corrientes y estanques.
A lo largo de los siglos XIX y XX, siguen las reivindicaciones para aprovechamiento por parte de Segovia, sumándose a estas, San Ildefonso y su pedanía Valsaín, desde su constitución en el año 1810.


¡DE NUEVO PREMIADOS! ¡NUESTRO BELÉN!

Hace un par de años, surgió desde el colegio la idea de participar en el Concurso de Belenes de la Diputación Provincial. Preparamos un belén con elementos propios de nuestros paisajes, como piñas, castañas, bellotas… y obtuvimos la recompensa de ser premiados.
Pero este año, con más tiempo, decidimos preparar algo diferente a todo lo que creemos que se había visto en este tipo de concursos. Los profes nos dieron la idea de hacerlo con capsulas del café. Nos pareció buena idea y decidimos hacer un taller con los niños, padres, madres, voluntarios… No sabíamos cómo hacerlo, andábamos un poco perdidos, pero gracias a la hermana de una mamá del cole que nos fue dando ideas de cómo hacerlo, íbamos teniendo un montón de ideas. El taller lo empezamos en octubre y lo terminamos a primeros de diciembre.
Ganamos el primer premio de nuestra zona y así también pudimos concursar en la fase provincial, en la que no tuvimos tanta suerte. Pero no nos podemos quejar, para nosotros está muy bien el premio conseguido.
Empezamos yendo un día a la semana, pero acabamos yendo varios días por semana, porque veíamos que no nos daba tiempo a tenerlo. Hemos invertido mucho tiempo, pero ha valido la pena.
Todo no ha sido trabajar, también hemos preparado buenas meriendas, nos llevamos una cafetera de cápsulas para no quedarnos sin ellas (aunque la gente nos ha dado un montón). Nos lo hemos pasado muy bien, para qué vamos a mentir.
A los niños, lo que más les gustó fue ir echando la tierra e ir colocando las figuras que íbamos teniendo.
Todos hemos disfrutado haciendo el belén, pero el día que lo estuvimos desmontando nos dio mucha pena. Muchas gracias a todos por vuestra colaboración y esperamos que os haya gustado.


ENTREVISTA A JUAN CARLOS BENITO (ANTIGUO ALUMNO)

Entrevistamos a Juan Carlos Benito, vecino de Valsaín y padre de alumnos que estudian en la Comunidad de Aprendizaje “La Pradera”.
¿Qué ha significado para ti estudiar en el colegio de tu pueblo?
Lo mejor fue estar en mi pueblo sin tener que ir a la Granja o a Segovia. La comodidad de estar a un paso de la escuela, el poder ir solo con mis hermanos y mis amigos sin la necesidad de ir con mis padres.
¿Antes también estaban los cursos juntos?
Sí, siempre han estado así, y no pasa nada. Los que quisieron seguir estudiando lo han hecho y otros no quisimos continuar, pero no fue por el hecho de estar los cursos juntos.
¿En qué ha cambiado el colegio?
En muchas cosas. En la manera de educar. Ahora los chicos salen mucho más preparados que antes.
También ha cambiado en los castigos. Cuando nosotros nos portábamos mal había una profesora que nos daba con la regla en la mano y otro nos cogía de las patillas y nos subía para arriba y nosotros decíamos “no voy a colgarme de las canastas”. Puedo contar un montón de anécdotas de momentos que pasábamos
y de cosas que hacíamos. Teníamos estufas de leña, cerrábamos el tiro y se llenaban las clases de humo para irnos a casa. Algún día lo conseguíamos, pero muchos no. Cuando nevaba nos íbamos a jugar debajo del puente al hockey. La verdad es que el colegio ha cambiado mucho para mejor. Mis hijos me preguntan muchas veces “papa, ¿cuándo tú eras pequeño, en qué grupo estabas… en el azul, en el amarillo, en el rojo…?”, y yo les digo que cuando iba al cole no había grupos, que era distinto y que estábamos juntos en clase pero de distinta manera (no sé si mejor o peor). Pero lo que veo con mis hijos es que aprenden un montón y que estoy súper orgulloso de que puedan estudiar en el colegio del pueblo, en el mismo que estudió su padre.

¡DE PRÁCTICAS!

Antes de comenzar mi relato creo conveniente presentarme. Me llamo Patricia Martín, soy una antigua alumna del Colegio CEIP “La Pradera” y en la actualidad estoy estudiando 3º de Magisterio en el Campus Público María Zambrano de Segovia.
Hace aproximadamente dos meses hice mis prácticas de la carrera en este colegio y solo se me ocurre una palabra para definir la experiencia vivida: ENRIQUECEDORA.
Realizar las prácticas en este colegio me ha traído muy buenos recuerdos. Imagínese el lector qué sensación cuando entro, veinte años después, en la clase de infantil y me viene a la mente mi época de “encargada de la cocinita” o aquellos recreos llenos de historias inventadas y, como escenario de fondo, la mítica “caseta blanca”. Podría contar muchas vivencias de mi paso por este colegio pero solo quiero dejar constancia de que he sido muy feliz en él.
La Comunidad de Aprendizaje “La Pradera” es un centro singular, un colegio para todos, grandes y pequeños. Una escuela donde la implicación por parte del profesorado y del AMPA es admirable, donde, día a día, se lucha por la formación integral de todos sus alumnos, atendiendo a sus necesidades específicas y con una enseñanza personal e individualizada que supone un privilegio que hoy en día se está perdiendo en las escuelas públicas españolas y más, aún, con las nuevas propuestas del Gobierno de ampliar el ratio de alumnos a treinta.
La escuela de Valsaín ofrece una educación de calidad, de hecho es uno de los centros distinguidos muy especialmente por su Plan de Calidad 2011-2012.
Desde septiembre del año 2012 esta escuela está constituida como una de las cuatro Comunidades de Aprendizaje que existen en Castilla y León. A grandes rasgos, una Comunidad de Aprendizaje es un proyecto de transformación del centro y en donde la implicación de los padres es fundamental. Este proyecto, que se desarrolla en varias fases, en la actualidad se encuentra en la fase de “selección de prioridades”.
Puedo afirmar que esta escuela es una fuente inagotable de iniciativas, recursos, proyectos, ideas…
Durante mis casi tres meses de prácticas se ha llevado a cabo una amplísima gama de actividades en el centro: clases de educación física realizadas en la piscina climatizada de La Granja, clases impartidas en inglés y francés, psicomotricidad en Infantil, organización semanal de grupos interactivos donde los alumnos son protagonistas de su propio aprendizaje, poniendo en marcha técnicas como el habla exploratoria, narraciones de cuentos e historias semanales por voluntarios (abuelos, padres, tíos..), salidas al campo para aprender disfrutando de la naturaleza, de su ecosistema privilegiado…
Creo que el Colegio CEIP “La Pradera” es un modelo a seguir y el colegio que todos los padres desearían para sus hijos. Me gustaría que esta realidad tuviese una mayor proyección social y fuese conocida por todas las familias del entorno para que más niños puedan disfrutar y beneficiarse del enriquecedor y singular proyecto educativo que aquí se está llevando a cabo.
PATRICIA MARTÍN



CARNAVAL… ¡TE QUIERO!

La semana de Carnaval, es una semana de no parar. Quítate los esquíes, las botas… para ir corriendo al desfile de los niños por el pueblo, o para enterrar a la sardina. “¡Qué estrés!”, pensará más de uno o de una… Pero a los más pequeños les encanta este ritmo de vida con actividades de este tipo.
Pero en el colegio, el día grande lo celebramos un poquito antes de que “oficialmente” comiencen los Carnavales, concretamente el último viernes de la semana anterior a esos eventos. Realmente se empieza a preparar con mucha más antelación. Y es aquí cuando entran en acción las madres, los padres, los hermanos y hermanas… de nuestro alumnado. Sin ellos no hubiera sido posible realizar un desfile tan genial como el que pudimos hacer por algunas de las calles más cercanas al colegio.
Desde el claustro de profesores teníamos que proponer un tema alrededor del cual buscar diferentes disfraces para los niños y niñas del cole. ¿Animales?, ¿el mar?, ¿más dulces y golosinas?... No… ¡El circo! Y ese fue el contenido elegido por nosotros. Así que nos pusimos manos a la obra. Nuestra maestra preferida de Infantil (si hubiera más, también sería nuestra preferida, que quede claro) quería que cada niño fuera disfrazado de una cosa, pero los demás profes también pensamos en que los padres y madres tal vez se acordaran de parte de nuestras familias. Así que finalmente repartimos un poco los disfraces entre todos los alumnos. Teníamos que hacer disfraces de algunos animales (como elefantes, tigres, leones…), de la gente que actúa en el circo (magos, domadores, trapecistas, forzudos, majorettes, payasos, el director de pista…) e, incluso, de la carpa del propio circo.
Aunque, claro, en estos momentos de crisis, tenemos que hacer todos estos disfraces con nuestras manos y con materiales que no sean excesivamente caros. ¡Y con bolsas de basura grandes y de colores, quedan fenomenal!
Se echaron horas y horas de trabajo, para confeccionarlos a partir de otros vistos en Internet y a partir de las fantásticas ideas de los que los elaboraron. Así que, utilizando bolsas de basura, fabricamos unos disfraces mucho más que dignos. ¡Ahora serán otros colegios, otros profesores y otros padres, los que nos busquen por Internet para fijarse en nuestros disfraces y así copiarnos!

Y lo mejor de todo, es que en el desfile no participamos sólo los profes y los alumnos y alumnas. No. Las que más ganas tenían de disfrazarse eran las madres (y algún padre), que nos siguen demostrando que son parte fundamental para que todas estas ideas salgan adelante. Cierto es que las calles por las que desfilamos no estaban repletas de gente precisamente, pero eso fue lo de menos, porque para pasarlo bien sólo nos hizo falta disfrutar del trabajo previo, plasmado en unos preciosos disfraces de leones, magos, bailarinas, forzudos, carpas, payasos… Incluso salió el Sol a última hora, rompiendo todos los pronósticos meteorológicos. ¡Una señal más, de que todo está saliendo estupendamente!
¡Gracias a todos!


FIESTA DULCES SUEÑOS

Después de la Fase de Sensibilización y después de tener nuestro primer contacto con el Proyecto de Comunidades de Aprendizaje, nos decidimos a comenzar nuestra difusión como Comunidad a través de la Fase del Sueño.
Comenzamos buscando una idea mediante la cual la gente pudiese expresar sus sueños y compartirlos con nosotros. Para ello repartimos a todos los alumnos y a toda la gente que quiso colaborar, diferentes dibujos de dulces donde pudiesen escribir sus mayores deseos para el colegio con los que decoramos las aulas pegándolos por las paredes.
Durante el proceso para organizar la fiesta y que todo quedase perfecto realizamos un lipdup gracias a la colaboración de Alto Contraste (Rubén Francisco) y una presentación de fotos de todas las actividades que se estaban realizando en el colegio.
Informamos en la Radio (con la colaboración de Alfredo Matesanz), en el periódico, el Adelantado de Segovia (gracias a Jesús Martínez) y en Televisión CyL (gracias a Héctor Sansegundo), de lo que pretendíamos conseguir embarcándonos en este ambicioso proyecto e invitamos a todo el mundo interesado a conocerlo.
Con todos los medios de difusión y el boca a boca de la gente conseguimos crear una fiesta espectacular en donde disfrutamos enormemente, acompañados de toda la gente que quiso asistir.
Comenzamos la fiesta con una introducción de nuestra directora (Azucena Jiménez) y nuestro formador como Comunidad de Aprendizaje (Luis Torrego profesor de la Universidad de Valladolid). A continuación proyectamos el lipdup grabado días antes, seguido de una presentación fotográfica donde mostramos nuestro nuevo logo y eslogan del colegio (gracias a Sara Martín de Dándolevueltas).
A continuación hicimos un pequeño descanso para poder ver el colegio, escribir sueños, ver nuestro belén, comprar materiales hechos por los niños, como jabones o fimo, tomar un chocolate (gracias a Ventorro Jauja), y para que tanto niños, como mayores, pudiesen disfrutar de diferentes talleres (aprender a realizar globoflexia, pintarse la cara o tocar un instrumento de percusión).
Después se dio paso a diferentes actuaciones como la del grupo flamenco "Canela en Rama", con la que todos pudimos bailar unas sevillanas y disfrutar de su música y su cante. Más tarde apareció El Mago "Iván Asenjo" que nos hizo reír y consiguió que pequeños y mayores colaborasen en su espectáculo.
También pudimos disfrutar de la actuación musical de algunos componentes del grupo "Estrella2", que interpretaron algunas canciones de actualidad.
Y finalizamos con un baile flamenco de antiguas alumnas del colegio (además de su profesora) y con la despedida de los más pequeños del colegio agradeciendo a todos los allí presentes su asistencia y colaboración.
Fue una fiesta con mucho éxito, ilusión y emoción, llena de esperanza y ganas de seguir adelante entre todos abriendo las puertas a quienes quieran participar con nosotros.

ENTREVISTA A NUESTRA DIRECTORA, AZUCENA JIMÉNEZ YUSTE

Hemos hablado con Azu, nuestra incombustible directora, para saber cómo nos hemos embarcado en esta transformación a Comunidad de Aprendizaje.
¿Cómo surgió la idea de la Comunidad de Aprendizaje?
En primer lugar, porque el curso anterior se intentó que el colegio fuera bilingüe, y no pudo ser, habían cambiado las normativas y nos pedían a todos el nivel B2 y era imposible conseguirlo.
Se hizo una autoevaluación al centro y salieron unas calificaciones muy altas (la peor fue en el área de recursos y aun así la nota fue de 7’86). No nos podíamos conformar con esto. Entonces surgió la idea. El curso anterior ya habíamos formado muchas comisiones con los padres para hacer distintas cosas en el centro como poner cortinas, pintar vallas, pintar el suelo, el huerto... Existía confianza y participación por parte de los padres y los profesores y teníamos que intentar sacar el cole adelante con más matriculas.
Yo había hecho un curso sobre Comunidades de Aprendizaje, conocía el proyecto , había leído cosas y en definitiva, me pareció que podía encajar bien con nuestro cole. Lo comenté con los profesores, les gustó la idea y lo comunicamos a los padres. Ninguno sabíamos qué era exactamente, pero todos decidimos llevarlo para adelante.
Además, ha habido una buena respuesta de la Diputación Provincial y de la Junta, eso nos ayuda mucho. También he de decir que somos el primer colegio de Segovia y de la provincia y el segundo de Castilla y León en hacer esto.
Profesores, padres y voluntarios hicimos un curso para saber cómo funcionaba una comunidad de aprendizaje. Vinieron varias personas para enseñarnos. Entre ellos, Luis Torrego, que nos está ayudando mucho para sacar adelante este proyecto.
Y a día de hoy, todas las semanas se llevan a cabo en todos los cursos los Grupos Interactivos y en segundo y tercer ciclo, las tertulias literarias.
¿Qué son los Grupos Interactivos?
Es una reorganización del curso en la que se agrupan a los niños de forma heterogénea. Están con un adulto que no tiene por qué saber hacer la actividad, sino apoyar a los alumnos para que sepan hacerlo entre todos y sepan trabajar en grupo. Entre ellos saben organizarse y ayudar al que no lo sabe hacer.
¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un colegio pequeño?
Ventajas, muchas: un trato muy cercano con los padres y los alumnos, que permite proponer muchas actividades. También, podemos seguir e, incluso, ampliar nuestro currículum. Además, el número de alumnos por aula hace que sean como clases particulares. Permite subir el nivel académico y ampliar más el curso, ampliar más conocimientos.
Aunque también tenemos algunos inconvenientes: si el número de alumnos fuera un poquito mayor, a la hora de hacer los grupos interactivos, nos permitiría juntar menos cursos, y se podrían hacer actividades diferentes y más a menudo.
¿En qué tipo de colegios has estado?
He estado en todo tipo de colegios. Colegios grandes, más pequeños, cómo directora de un CRA (Centro Rural Agrupado, que tiene varios colegios de la zona a su cargo)… Pero lo que más me gustan son los colegios pequeños como este, porque hay un trato muy cercano con los niños, con los padres y puedes dar muchas ideas. Esto no lo digo sólo como educadora sino también como madre ya que al curso que viene voy a traer aquí a mis hijos.

ARTÍCULO DE OPINIÓN

La primera vez que oí hablar sobre las Comunidades de Aprendizaje fue en el mes de Septiembre de este mismo curso, cuando la directora del colegio nos habló del curso que se había organizado para la formación del voluntariado que quisiera formar parte de este proyecto tan singular. Aquí apareció mi gran curiosidad por este tema. Realicé el curso con los padres, algunos abuelos, profesores y demás voluntarios. Estaba muy contenta por volver a “entrar” en el colegio de nuevo.
Me llevé una gran sorpresa cuando, al empezar mi carrera de Magisterio, el tema de Comunidades de Aprendizaje aparecía en todos los lados de la universidad; se pedían voluntarios, diversos trabajos, ideas para las actividades de los grupos interactivos…
Hay gente que piensa que estar juntos los cursos por ciclos, puede ser algo negativo para nuestra enseñanza, y puedo decir, por experiencia propia, que esto no es así. Más bien, todo lo contrario. Cuando yo estaba en el curso inferior del ciclo, también atendía a esa explicación del profesor, y al año siguiente me acordaría algo más de aquello que me explicaron y esto no me resultaría tan complicado de entender, ni me sonaría a “chino”. Por ejemplo en 6º de primaria estaban dando la división con decimales y yo, estando en 5º, también me enteraba de eso. Y, por otra parte, si cuando te toca ser “el mayor”, explican al curso inferior al tuyo, te sirve como un pequeño repaso de lo que ya sabe uno. En definitiva, el estar en un grupo reducido de alumnos, de dos niveles puede ser muy positivo, y verse muy reflejado, de forma positiva, en los resultados académicos. Es más, en nuestra Comunidad de Aprendizaje, hoy día, cuando se realizan los grupos interactivos, se mezclan alumnos y alumnas de los diferentes cursos para realizar las distintas tareas.
Como os digo, en este colegio, las clases son prácticamente individualizadas, ya que es un colegio pequeño, pero esto es un privilegio. Cuando un alumno hace un gesto extraño, el profesor ya sabe qué le pasa a este niño. ¡Somos una piña!
Además, estoy muy contenta, ya que para las fechas de mis exámenes podré estudiar en la biblioteca en la que, cuando era niña, iba a ver películas o a dar una clase de informática. ¡Por fin hemos conseguido la calefacción en el edificio de la parte de abajo! Por lo que hemos conseguido tres clases más, entre ellas una biblioteca, formada por un aula de ordenadores y una sala de estudio.
Y ya, para acabar, os puedo asegurar que participar en este proyecto desde el colegio, desde mi casa o desde la universidad, me resulta una experiencia fascinante.
MIRIAM MOLINA


¡ESCAPADA A LA NIEVE!

Año tras año, se acercan los Carnavales, y con ellos, la Semana Blanca, que, como siempre, resultó ser una de las más esperadas y anheladas por los niños y niñas del cole. En mis tres años como maestro en este centro, nunca hemos faltado a la cita con la nieve en los días de Carnaval. Y con lo que escasea en algunos inviernos, podemos decir que hemos tenido suerte de poder acudir sin falta a esta cita con el Puerto de Navacerrada.
Además, creo que podemos considerarnos unos afortunados, por poder practicar estos deportes de invierno a tan pocos minutos de casa. Vosotros y vosotras estaréis más que acostumbrados, pero, desde mi experiencia, os puedo asegurar que uno no se da cuenta de que tiene la sierra y la montaña tan cerca y tan a mano, hasta que no tiene una relación más cercana con un pueblo como éste. A diez kilómetros de Valsaín los bebés no vienen con esquíes y bastones bajo el brazo, como aquí (aunque no sé si vendrán con bastones tampoco, porque es lo primero que les quitáis para que aprendan a deslizarse).
Estas semanas blancas han sido las primeras de mi vida (gracias al “permiso” que mis compañeras me dan para acudir con el alumnado, los padres y madres). Nunca había estado tanto tiempo en contacto con la nieve (sobre todo, mi culo y mis rodillas el primer año). El primer curso que tuve la oportunidad de subir a esquiar, los niños y niñas tenían muchas posibilidades de reírse de mí y yo tenía mucho más miedo a caerme y a “hacer el ridículo” delante de ellos, pero poco a poco eso ya no va siendo así. Aunque a mí me sorprendió muchísimo lo bien que se les da este deporte a los más pequeños. Es alucinante cómo y con qué poco miedo se tiran por las pistas. ¡Da gusto verles!
Este año no comenzamos con muy buen pie la semana. El lunes subí al cole a la hora señalada, todo equipadito y me encontré con otras madres y niños, también vestidos con sus trajes de esquiar… jugando en el patio del colegio con la nieve. No pudimos subir por culpa de la que había caído aquel día.
Así que tuvimos que aguantar hasta el martes, para estrenarnos con los esquíes y hacer nuestras primeras (nerviosas e inseguras en algunos casos) bajadas. El estado de la nieve acompañaba, pero el día que hacía, no tanto. El termómetro marcaba unos siete grados bajo cero y la niebla hacía acto de presencia, dificultando el esquí de los que nos encontrábamos en las pistas y la espera de las madres que esperaban al pie de las mismas (aunque al parecer iban bastante bien equipadas en cuanto a ropa y alimentos). Aún así, pudieron más las ganas de disfrutar de este deporte, así que no nos quedó más remedio que abrigarnos todo lo que pudimos.
La jornada del miércoles fue muy parecida a la del martes, aunque con el añadido de tener que soportar una niebla aún más densa que la del día anterior, con lo cual, la visibilidad descendió, por muchas gafas de ventisca que lleváramos. De nuevo, el momento de quitarnos las botas y saborear la comida/merienda fue glorioso, probablemente de lo mejor del día.
Por fin llegó el sol y, con él, el buen tiempo. “¡Vaya día bueno para esquiar!”, pensamos algunos de nosotros. Y, efectivamente, así fue, ya que pasamos incluso calor. Ya casi se nos había olvidado que “El Telégrafo” estaba lleno de árboles.
De este modo, y con otro día realmente agradable para la práctica del esquí, llegamos al viernes, última jornada de la Semana Blanca. Y con la apertura de las pistas de “La Bola del Mundo” y “Guarramillas”, pusimos un broche perfecto a la Semana Blanca 2013, ya que pudimos disfrutar de varias bajadas por ellas, que presentaban un estado casi perfecto. Además, nuestros más pequeños ya pudieron salir de la pista de aprendizaje y bajaron por “El Telégrafo”. Cierto es que el número de padres, madres, cámaras, espontáneos… superaba con creces al número de niños, pero aún así, a pesar de la multitud y la marabunta, pudieron esquiar como “auténticos profesionales”, según Darío. ¡Gran final, sí señor!
Aunque en la Semana Blanca, no todo es esquiar. Por ejemplo hemos podido comprobar la rica gastronomía local, en forma de bocadillos y sándwiches. Desde embutido, hasta filetes, pasando por cremas de cacao y deliciosas tortillas de patata. Se comenta que alguien vio a Arguiñano tomando nota de estas maravillas culinarias.
Estos secretos tan bien guardados, bien lo esconden nuestras madres en esas mochilas que portan, a pesar del frío, la niebla, el viento y la nieve. La gente se pregunta cómo pueden aguantar (y disfrutar incluso) en tales condiciones. La respuesta debe estar en dichas mochilas, muy similares al bolsillo de Doraemon y en los chocolates calentitios que preparan, con algún ingrediente un poco más secreto, parece ser.
Y, por supuesto, también tenemos tiempo en el autobús para repasar los grandes éxitos de las excursiones y salidas extraescolares. Los “hits” que más triunfaron fueron los siguientes:
- En el número cinco, una canción aún indescifrable por mí, que comienza con algo así como “Tusambá de virivita…”, que nuestros alumnos de tercer ciclo han importado del CRIE. Ni el “Gangman Style”…
- En el cuatro, encontramos la canción de “El Bombero”, que debía ser muy “tiritirititero”. Todo un clásico.
- En el número tres, “Una, dos, tres sardinas…”, que nos habla de la escalofriante historia de estos pececillos y sus problemas de ludopatía.
- En el número dos, el incomparable himno del pueblo: “Qué lindo es Valsaín”. Se podría resumir con estos dos ideas: el autobús en pie y la carne de gallina de los allí presentes.
- Y en el número uno, la que se ha consolidado como indiscutible canción del invierno, la que más está pegando en todos los autobuses de medio mundo… “En el patio del colegio”. Una tierna historia de amor, entre dos personas, en la que el primero (el que escribe, en el 90% de las ocasiones) llena el colegio de lágrimas, ante la ausencia de su ser querido.
Eso sí, los niños y niñas de La Granja que nos acompañaban se fueron asustados, y no creo que hicieran mucho para ello. Pobrecitos… creo que el próximo año no repiten.
De este modo hemos resumido, a muy grandes rasgos, una semana que sirvió para pasar mucho frío, para pasárnoslo muy bien y para que los padres y madres durmieran mejor que en todo el año, con sus hijos sin dar guerra por las noches, derrotados después de esquiar por el día.
De este modo hemos resumido, a muy grandes rasgos, una semana que sirvió para pasar mucho frío, para pasárnoslo muy bien y para que los padres y madres durmieran mejor que en todo el año, con sus hijos derrotados después de esquiar.
¡Hasta el año que viene!

ADEMÁS:

¡¡ VISÍTENOS EN FACEBOOK!!






COMISIÓN DE DIFUSIÓN:

RAÚL BLÁZQUEZ
YOLANDA HERRANZ
ALEJANDRO MARTÍN
MIRIAM MOLINA
MARÍA PEINADOR